¡Alemania se queda sin botellas de cerveza!


Las altas temperaturas veraniegas hacen aumentar el consumo de cerveza en Alemania. Algunas cerveceras se quejan de la falta de suficientes botellas y cajas. ¿Qué hacen para solucionar el problema?
La cervecera Fiege, en la ciudad de Bochum, en el oeste de Alemania, tiene un problema. Aunque el negocio está en auge en este caluroso verano de la Copa Mundial de Fútbol, está luchando por encontrar suficientes botellas donde vertir su cerveza. Así que Fiege lanzó un llamamiento urgente a sus consumidores a través de Facebook. «Necesitamos tu ayuda», escribió la fábrica de cerveza. «Aunque regularmente compramos botellas vacías nuevas, están escaseando en nuestras instalaciones de embotellado. Por lo tanto, antes de irte de vacaciones este verano, lleva tus envases de Moritz Fiege a la tienda. ¡Primero, el depósito y luego la fiesta!».
Las botellas de cerveza reutilizables vacías valen entre ocho y quince centavos en Alemania, pero esto no es siempre motivo suficiente para incentivar a las personas a llevar dichos envases a las tiendas cuando suben las temperaturas, y los consumidores prefieren, entre otras cosas, seguir bebiendo cerveza.
El problema es especialmente grave para cerveceras independientes, regionales y familiares como Fiege. Un portavoz de dicho fabricante dijo a Deutsche Welle que mientras que Fiege normalmente vende entre 100.000 y 120.000 botellas al día, este verano esa cifra asciende a 150.000 o 160.000. Fiege no es la única cervecera que tiene este dilema. Se debe a la escasez de dióxido de carbono: «Este problema es dramático para la industria», dijo a la agencia de noticias dpa el editor de una importante revista de la industria alemana de bebidas.
La Asociación Alemana de Cerveceros también confirma que la escasez de cajas es «especialmente elevada» este verano. Además, el envasado de la cerveza en Alemania es toda una ciencia.
2 mil millones en circulación, pero no siempre de la forma correcta
Hay aproximadamente dos mil millones de botellas de cerveza reutilizables en circulación entre los 82,6 millones de habitantes en Alemania. Eso puede parecer suficiente para satisfacer la demanda, pero no todas las cerveceras usan el mismo tipo de botella. Los envases en Alemania difieren en la forma y el tamaño. Algunas cerveceras incluso «personalizan» sus botellas al grabar sus nombres en el cristal.
Pero Fiege usa una botella con tapón abatible y de porcelana. Cuando se abre, el corcho produce el sonido característico «plop», tan alegre para muchos amantes de la cerveza, pero este tipo de envase es más caro de mantener en circulación y solo se puede rellenar 30 veces. El resto, 38. Las latas, como las que se usan en EE. UU. y el Reino Unido, no se ven con buenos ojos, porque pueden ser un problema para el medio ambiente. En Alemania, se usa principalmente o vidrio, o nada.
Las cervecerías no pueden simplemente llamar a fabricantes de botellas y pedirles más. Las botellas de vidrio se producen estacionalmente, dice el portavoz de Fiege, y los pedidos deben hacerse con un año de antelación. El problema radica en que las cervecerías no tienen forma de saber cómo será el clima del próximo verano, y por lo tanto, tampoco sobre el consumo de esta bebida.
«Ayuda en camino»
Aunque el suministro de botellas de cerveza es particularmente complicado este verano, esta no es la primera vez que la escasez se ha sentido en Alemania. En el verano de 2012, por ejemplo, la famosa cervecera Hofbräu, de Múnich, vendía botellas llenas de cerveza solo a personas que traían botellas vacías.
Cuanto más pequeño es el fabricante de cerveza, más grave puede ser el problema. Algunas cerveceras artesanales no cobran ningún depósito por los envases, ya que no tienen capacidad para almacenarlos si son devueltos. En cambio, se alienta a los clientes a colocar botellas en los contenedores de reciclaje o llevarlas a las tiendas de bebidas. Las grandes cerveceras corporativas como Warsteiner y Beck’s tienen el poder y la capacidad para evitar problemas de escasez de botellas. La cervecera Fiege está en medio de estos dos polos y ha tenido que buscar una solución creativa: Facebook.
La fábrica de cerveza dice que la respuesta a su llamado en Facebook de envases vacíos ha sido «abrumadora»: fanáticos de dicha bebida traen carros llenos de botellas y cajas de cerveza. Una mujer incluso escribió desde Guatemala para decir que tenía una botella. Y varios usuarios respondieron con imágenes de retornables y prometieron que «la ayuda está en camino».
Para Fiege, la crisis de las botellas de cerveza del verano de 2018 ha resultado ser una publicidad muy buena.



Source link

Related Posts