Ex monjas revelan abusos sexuales sufridos en congregaciones: “Me dio asco”


Durante la jornada de ayer, un grupo de ex monjas, principalmente de la congregación de derecho diocesano Hermanas del Buen Samaritano, ubicado en la comuna de Molina (Región del Maule). revelaron abusos sexuales y laborales que sufrieron, durante largos períodos de tiempo, en diversas órdenes religiosas.
Según dio a conocer Informe Especial, las monjas aseguraron que, luego de hacer las denuncias a sus superiores, fueron castigadas y expulsadas de la Iglesia Católica sin haber sido resarcidas económicamente.
Por su parte, la ex religiosa Yolanda Tondreaux dijo que los abusos se iniciaron apenas se puso los hábitos. «Un sacerdote se me acercó, me tocó el pecho y me dio besos en la cara llegando hasta los labios. Me manoseó. Me dio asco», expresó, asegurando que hizo la denuncia a la madre superiora Patricia Ibarra, sin recibir la ayuda esperada ya que ésta la trató de «mentirosa» y le ordenó confesarse con el mismo cura denunciado.
«Las chicas jóvenes se fueron del convento por lo mismo, porque habían curas que las manoseaban», agregó Tondreaux.
Asimismo, argumentó que pudo presenciar cómo se les entregaron cheques por hasta 20 millones de pesos a religiosos que enfrentaban denuncias por abusos, como el ex párroco Fernando Karadima.
 



Source link

Related Posts