Son mexicanos los asaltantes de mall de McAllen



Agencia Reforma. REYNOSA, Tamaulipas .-Los siete mexicanos que fueron detenidos tras intentar robar a mano armada en una joyería de La Plaza Mall de McAllen, Texas, son originarios de la capital mexicana, no son residentes de Tamaulipas, confirmó Eduardo Bernal Martínez, Cónsul de México en McAllen.
 
 «En el caso de estas personas, son jóvenes entre los 20 y 30 años, uno de Puebla, y los demás los seis son del Distrito Federal, de la delegación Madero y de la delegación Cuauhtémoc», señaló Bernal.
 
 La identidad de los siete ya está confirmada, aclaró el Cónsul, se llaman Alberto Rafael Barrera Sánchez, de 33 años; Raúl Alberto García Oceguera, de 43; Abdiel Daniel Pozos Zepeda, de 25.Lee también: Hombre mata a 4 parientes y se suicida en Texas 
 
 Además de Mario Moreno Ochoa, de 23 años; José Ángel Mejía Rodríguez, de 28; Sabás Gael Loera Ramírez, de 23, y Miguel Ángel Quintanilla Cárdenas, de 26.
 
 «Como te digo, el único es Alberto Rafael Barrera que es de Chignahuapan, Puebla, los demás de la delegación Cuauhtémoc y de la delegación Gustavo A. Madero», puntualizó.
 
 Indicó que todavía no conocen si tienen antecedentes penales en México y cuánto tiempo llevaban viviendo en Texas.
 
Le corresponde a las autoridades americanas solicitárnoslo, cuando lo soliciten, pues lógicamente les daremos esta información, en este momento a nosotros lo que nos corresponde es cuidar que se lleve a cabo un debido proceso
 

Pero el Cónsul manifestó que hay evidencia suficiente para afirmar que los siete mexicanos ingresaron ilegalmente a Estados Unidos, ya que hasta identidades falsas portaban.Lee también:  Hallan marihuana en bolsas para palos de golf
 
 «Son indocumentados todos ellos, la Corte ya emitió sentencia, fijó fianza de 200 mil dólares a dos de ellos, y a cinco por 20 mil dólares más por sumarle el delito de portación de documentos falsos», precisó.
 
 Detalló que según la información que obtuvo el Departamento de Protección del Consulado Mexicano en McAllen de las diferentes autoridades de Estados Unidos, los siete procesados no tenían antecedentes penales.
 
 «Pareciera que cometieron este delito únicamente, que es robo agravado», dijo, «dos están por robo agravado y cinco por robo agravado y falsa documentación para identificación».
 
 Detalló que como cónsules tienen la obligación de representarlos para supervisar que sean juzgados conforme al debido proceso, que no se les violenten sus derechos humanos, pero no defenderlos por el delito cometido, un robo agravado, a todas luces ilegal.
 
 «Finalmente tendrán que atenerse a las consecuencias, pero el gobierno mexicano tiene que vigilar que no se atente contra sus derechos humanos y que se esté llevando a cabo el debido proceso», acotó.



Source link

Related Posts