Habló el hombre que entregó los cuadernos de las coimas: «Eran una papa que quemaba»


Jorge Bacigalupo es un policía retirado de 73 años. Conoció a Oscar Centeno en 1998 en una agencia en Martínez. Contó en diálogo con LN+ que él fue quien entregó a un periodista los cuadernos con detalles sobre el dinero que presuntamente provenía de sobreprecios en las obras públicas durante el gobierno kirchnerista. 

El expolicía precisó que Centeno le entregó «en septiembre u octubre del año pasado una caja, cerrada».

«Me dijo: ‘Por favor, guardame esto’. Le pregunté qué tenía adentro y me dijo que tenía anotaciones de lo que hacía en el Ministerio (de Planificación). Me los entregó por confianza», agregó.

Consultado sobre si Centeno habría escrito los cuadernos por seguridad, Bacigalupo agregó: «Sí, y cubrirse ante cualquier eventualidad, porque eso es una papa que quema».

«El problema no son los que están, sino que estos van a volver si no se los para de alguna manera», afirmó Bacigalupo

«Cuando toma estado público la denuncia de la señora (expareja de Centeno, Hilda) Horovitz y Baratta cae detenido por primera vez, no es muy difícil ligar una cosa con la otra. Más de una vez le dije que se presentara ante la Justicia con esos papeles, pero tenía una serie de dudas que a mí no me cerró y pensé que este muchacho estaba identificado ideológicamente con la gente con la que trabajaba. Hasta el lunes (pasado) trabajó con Baratta», expresó.

«Cuando Baratta sale en libertad, él (Centeno) me empieza a pedir los cuadernos». Respecto a las intenciones de Oscar Centeno de extorsionar exfuncionarios, Bacigalupo respondió: «A mí no me cierra como una persona que quisiera extorsionar a nadie, sino lo hubiera hecho. En ningún momento le pidió nada a Baratta».

Bacigalupo se refirió a la razón que lo motivó a entregar al periodista Diego Cabot los cuadernos: «Es más que obvio. La situación que estamos viviendo en el país… esta gente se llevaba puesto todo. El problema no son los que están, sino que estos van a volver si no se los para de alguna manera. No sabía que tenía tamaña envergadura».

«Si no tomaba este riesgo, ésto va a ir cada vez peor», añadió el expolicía de la Federal, que también confesó: «Estaría arrepentido si no hubiera hecho lo que hice. La persona que dice que no tiene miedo está loco o está mintiendo. No hay que confundir temor con cobardía. Cualquier individuo normal tiene miedo a los acontecimientos que puedan venir a partir de este momento».

Tras guardar por algunos meses la caja con los cuadernos originales que le dio Centeno, Bacigalupo entregó la documentación al periodista de La Nación el 8 de enero de este año, dando así comienzo a la investigación que luego fue asignada al juez federal Claudio Bonadio.

coimas

obras publicas

corrupción



Source link

Related Posts