Madre publicó un emotivo texto en redes sociales agradeciendo a enfermero que salvó a su hija



Con un emotivo texto que se viralizó en las redes sociales, una mujer llamada Pamela Jeldres agradeció a un joven enfermero de la Clínica Integral, quien salvó a su hija Isidora luego que ambas se cayeran en una calle de Rancagua.En la publicación, difundida a través de Facebook, la madre contó que todo ocurrió durante la tarde del viernes.»Viví una pesadilla, la peor de toda mi vida. Caminando por San Martín, cruzando al emporio el Rosario, iba como es de costumbre con mi hija Isidora en el porta bebé y de repente no sé qué paso, mientras cruzaba de una esquina a otra, me caí, me fuí de golpe al suelo con mi hija pegada a mi cuerpo en el porta bebé. Fue una situación horrible, fue todo tan rápido, que no sé como ocurrió», contó.La rancagüina afirmó que junto a su pareja recibieron la ayuda de las personas que estaban en el lugar, ya que tras la caída la niña comenzó a sentirse mal.»La niña no se golpeó la cabeza, el instinto de madre hizo que protegiera su cabecita. Hasta ahí estaba todo dentro de lo ‘normal de un accidente’ hasta que la niña empezó a vomitar mucho, y vino lo peor, vomitando empezó a dejar de reaccionar, antes blanca que es, perdió el color no tenía color en su carita, me puse a gritar como loca, mi hija se estaba muriendo. Nicolás (el papá de la bebé) hizo la maniobra heimlich, con ayuda de la gente que ahí estaba, hasta que volvió en sí, soltó un llanto fuerte», relató.»Inmediatamente nos subimos al auto y ahí es donde apareció un ángel que Dios puso en nuestro camino. Nicolás tocaba la bocina para que los autos abrieran espacio, yo solicito a la gente que estaba en un paradero que griten que es una guagua que va mal y ahí justo ahí, aparece un enfermero joven, se subió al auto, tomó a la niña, sacó sus herramientas, la examinó», agregó.»Dijo que a pesar de que la integral no tiene urgencia pediátrica, igual pasáramos ahí, por sus signos vitales, él la tomó en brazos, él la ingresó de inmediato a urgencias, no solo se preocupó de Isidora, se preocupó de mi, de Matías (su otro hijo), nos dio agua, nos abrazo, nos calmó, nos contuvo. De verdad Dios lo puso en el momento justo», afirmó la mujer.»Ayer cuando viví las horas más críticas de mi vida, entendí que la vida de un segundo a otro te cambia para siempre. Esta vez cómo siempre Dios, la virgen, mi ángel guardián estuvieron con nosotros. Pero este joven enfermero, es la persona que más agradecida estoy. Todas mis felicitaciones porque eres un excelente profesional, tu vocación, tu ética profesional nos sorprendió como familia. Mi hijita Isidora y nosotros estaremos eternamente agradecidos de ti», cerró.Jeldres difundió la imagen del enfermero para poder ubicarlo, ya que «se convirtió en el héroe de mi hija».



Source link

Related Posts