Quieren que siga: La Moneda le deja las puertas abiertas a Mauricio Rojas


El juramento de Consuelo Valdés Chadwick como ministra de Culturas fue la oportunidad ideal para que Sebastián Piñera reiterara todo su aprecio por Mauricio Rojas, el fugaz secretario de Estado que duró apenas 90 horas en el cargo.
Rojas tuvo que dejar su puesto este lunes, a raíz de la feroz polémica generada tras conocerse sus dichos sobre el Museo de la Memoria, entidad a la que calificó de “montaje”.
Si bien durante la mañana cuando ratificó su salida, el Mandatario ya había tenido elogiosos conceptos hacia su colaborador, por la tarde volvió a tratar con guante blanco al escritor.
«Quiero agradecerle a Mauricio Rojas, por su capacidad, por su lealtad y también por su paciencia. Espero que podamos seguir colaborando, porque -ministro, usted lo sabe- le tengo un gran aprecio y una gran admiración», dijo.
Esta versión fue complementada por la vocera de Gobierno Cecilia Pérez, quien planteó que “el Presidente ha tenido una conversación privada con Mauricio Rojas donde le ha expresado su cariño, su profunda admiración, su valoración personal y le ha manifestado su intención de seguir contando con él y ese destino lo va  a sellar el Presidente en el momento en que lo estime conveniente”.
Rojas se había desempeñado hasta el pasado jueves como el director de contenidos y estrategias de la Presidencia, una especie de “ghostwiter” de los discursos de Piñera.
La cercanía del autor de los libros «Diálogos de Conversos» con el Presidente es tal que también es la pluma detrás de publicaciones como «La historia se escribe hacia adelante» y «Conversando con Sebastián Piñera”.
Rojas asegura ser un ex mirista que vivió en Suecia durante la dictadura, donde se convirtió en parlamentario del Partido Popular Liberal. A su vuelta a Chile, se hizo responsable de la cátedra Adam Smith de la Universidad del Desarrollo, y se incorporó a la Fundación para el Progreso –que financia Nicolás Ibáñez–, una entidad que también ha aportado otras personalidades al gabinete de Piñera, como el ex ministro de Educación Gerardo Varela.



Source link

Related Posts