Con agentes encubiertos y seguimientos en misa investigaron denuncias de abusos cometidos por sacerdotes en la VI Región



Una serie de diligencias ha autorizado el Juzgado de Garantía de Pichilemu en medio de la investigación de un grupo de denuncias por abusos sexuales cometidos por sacerdotes de la Iglesia Católica en la VI región. Según abordó El Mercurio, entre los involucrados estaría “Pablo Donoso Donoso, párroco de la parroquia de la Inmaculada Concepción de Pichilemu; Héctor Fuentes Aguilera, párroco de la parroquia Inmaculada Concepción de Peumo; y Luis Rubio Contreras, párroco de la parroquia de Paredones», informó el medio en base a un escrito donde se autorizan las pericias.De esta forma, con el fin de dilucidar lo ocurrido es que por orden de la justicia se han interceptado teléfonos, además de utilizar agentes encubiertos, y organizado seguimientos. El Mercurio precisó que “uno de los argumentos que entregó al juzgado fue una escucha telefónica realizada por el OS-9 de Carabineros del número del párroco Héctor Fuentes. La conversación interceptada ocurrió el 26 de abril a las 17:58, días antes de que el caso saliera a la luz pública, el 18 de mayo». DECLARACIÓN DEl OBISPO GOICDentro de la investigación por los abusos dentro de la iglesia en la VI Región se incluye la declaración del obispo Alejandro Goic, quien declaró como testigo ante el fiscal Sergio Pérez. Los hechos investigados datan de cuando el sacerdote era presidente del Consejo Nacional de Prevención de Abusos de la Conferencia Episcopal. “Entre mis obligaciones no está recibir denuncia, pero sí formar personas y crear ambientes sanos y seguros en la diócesis de Chile, no obstante ellas se acogen y las denuncias se derivan al superior competente: los obispos de dicha diócesis o el superior religioso de la congregación o comunidad”, se lee en la declaración. Con ello, también se refirió a los casos investigados, dichos que están disponibles en el reportaje de El Mercurio.



Source link

Related Posts