Los argentinos defienden la universidad pública: «La educación es un derecho, no un privilegio»


La crisis económica no es la única pelea que el gobierno tiene que dar por estos días: el ajuste que pide el Fondo Monetario Internacional lo lleva a tener que ajustar el presupuesto educativo, un ítem complicado que estudiantes, profesores y varios más no están dispuestos a permitir. 

A las cinco de la tarde comenzó una masiva manifestación que se convocó por medio de las redes sociales y donde confluyeron todos los actores de la sociedad: estudiantes, profesores, partidos políticos, sindicatos y ciudadanos. Todos dispuestos a que no se deteriore la universidad pública. 

El foco del conflicto puede dividirse en tres aspectos: la paritaria salarial, que el gobierno primero ofreció del 15% y recién el miércoles 29 de agosto decidió modificar esa oferta por una cifra aún desconocida, ya que volverán a reunirse el viernes. 

La sub ejecución del Presupuesto 2018 también alerta a los docentes y alumnos ya que no pueden seguir adelante con obras de infraestructura ya comenzadas, mientras que el posible recorte de Presupuesto para 2019 alarma. 

En Plaza de Mayo, punto final de la movilización que comenzó en el Congreso, los manifestantes explicaron que «la educación pública es lo más importante que tenemos, lo más importante para que el país progrese». 

«La educación pública es un derecho y no un privilegio», expresaban quienes forman parte de las 57 universidades públicas del país, que se multiplicaron durante el kirchnerismo, sobre todo muchas en el conurbano bonaerense. Por ahora el gobierno se abre un frente que logre algo que para los políticos es imposible en Argentina: cerrar la grieta. Es muy difícil, incluso en las redes sociales, caldo de cultivo para todo tipo de extremismos, encontrar alguien que apruebe el ajuste en educación.

Educación Pública

Fondo Monetario Internacional

Universidad Pública

#MarchaNacionalUniversitaria



Source link

Related Posts