Reforma de pensiones permitirá el retiro parcial de fondos a quienes retrasen su jubilación



El superintendente de pensiones, Osvaldo Macías, se refirió a la reforma de pensiones que será ingresada al Congreso este mes en el marco del Chile Day en Londres.Según detalló El Mercurio, Macías explicó que el proyecto va más allá de la propia reforma, pues considera el proyecto de ley de gradualidad para la entrada en vigencia de la cotización de los trabajores independientes, el que de entrar en vigencia, entonces propondrá subir el ahorro obligatorio de 10% a 14%.Destaca también una de las principales medidas para aumentar las pensiones autofinanciadas siempre y cuando las personas posterguen su edad de jubilación, lo que les permitiría retirar una parte del fondo que ellos hayan ahorrado.»Una vez al año, las personas que no se hayan jubilado a la edad legal, van a poder retirar una cantidad tal que les signifique liquidez, pero sin afectar su pensión», indicó el superintendete.El objetivo es que las personas retiren la mitad de la diferencia de saldo necesaria para recibir la pensión que les correspondería si hubiera jubilado a la edad legal.Entre otros puntos, el superintendente sostuvo que la reforma propone aumentar el Aporte Previsional Solidario (APS) y la Pensión Básica Solidaria (PBS) en torno al 40%, además de crear cinco tramos etarios, para que cuando la persona jubilada envejezca, estos dos irán creciendo gradualmente.Macías hizo énfasis en el fortalecimiento del Pilar Solidario, que apunta al 60% más vulnerable de la población, pues quienes sean parte de este pilar y tengan pensión, no verán disminuir el monto a medida que envejecen hasta caer en la PBS. Es decir, las personas van a recibir una pensión fija dependiendo de su ahorro, hasta que su fondo se extinga del todo. Desde ese momento el Estado pagará la pensión.Entre otros detalles, el superintendente indicó que los objetivos principales de la reforma son: «Mejorar las pensiones autofinanciadas del sistema de AFP, mejorar las pensiones en curso, la protección de los pensionados frente a los riesgos de longevidad y de dependencia, además de fortalecer la competencia entre las AFP y también buscar la transparencia del sistema y fortalecer la fiscalización del sistema de pensiones».



Source link

Related Posts