¿Puede ir presa Cristina Kirchner?


Las incógnitas e interrogantes que durante los últimos meses despertó la causa de los «cuadernos de la corrupción k» obtuvo 558 páginas después algunas confirmaciones.

La resolución llevada a cabo por el juez Claudio Bonadio cerró su primera etapa de investigación confirmando lo que se esperaba: El procesamiento de 42 involucrados, dentro de los cuales resalta claro la figura de Cristina Kirchner.

¿Qué implica el fallo?

Lo destacado es el procesamiento de la ex presidenta, sexto en su historial reciente. Además de la prisión preventiva, se le dictó un embargo por 4.000 millones de pesos, mismo monto para  los restantes procesados (De Vido, Baratta y el ex juez Oyarbide entre otros)

Es prudente recordar que este es el primer caso de tamaña magnitud donde se utiliza la figura del «arrepentido». Es por esta razón que si bien existe el dictamen de prisión preventiva para varios implicados, quienes hoy figuran procesados no irán a prisión. 

Esto último depende sobre el acuerdo entre las partes y su evolución. Si el acuerdo se cae, es decir, si se corrobora que quienes declararon como arrepentidos mintieron en sus testimonios, entonces el confinamiento se hará efectivo. 

¿Puede ir presa CFK?

Lo cierto es que se dictó la prisión preventiva, pero Cristina como Senadora nacional cuenta con la figura legal de los fueros, inmunidad legislativa que imposibilita de la ex mandatario de ser detenida. El pedido formal de Bonadio permanece en suspenso hasta que la Cámara Federal de Apelaciones homologue el procesamiento. Es decir, si esta instancia reafirma el informe del juez, el potencial tratamiento legislativo de desafuero es una posibilidad. 

¿Hay antecedentes de desafuero?

No en el caso de los Senadores de la Argentina. De hecho, permanece en vigencia el caso de Carlos Menem, quien cuenta con dos condenas, una de ellas ratificada por la Cámara, y así todo, continua en libertad. 

En el plano de Diputados (otras presiones, otras lealtades) se recuerda lo ocurrido con Julio De Vido, quien tras un primer tratamiento fallido logró perder su privilegio legal, encontrándose actualmente en prisión.

En todo caso el Congreso de la Nación actualmente cuenta con mayoría peronista en ambos bloques. Serán las presiones políticas del peronismo no kirchnerista el único insumo que pueda eventualmente buscar sortear el costo político de habilitar el desafuero de CFK.

¿Cómo sigue la causa?

El expediente seguirá su rumbo desde dos vías que operarán de manera simultánea.

Cámara Federal: En esta instancia, los acusados van a apelar al fallo emitido por Bonadio. Serán los jueces de la Cámara N°1 los encargados de analizar tanto la evidencia del fallo como las evaluaciones dictadas por el juez. Si la Cámara Federal confirma los procesamientos, entonces corresponde que la  evaluación siga su curso desde la Cámara de Casación Penal.Profundización de la investigación: Finalizada la primera etapa de la investigación, Bonadio analizará ahora el rol de nuevos implicados en la causa. Entre los mismos se encuentran referentes de La Cámpora como Andrés Larroque y José Ottavis, así como allegados al presidente Macri, este es el caso de su primo Ángelo Calcaterra.A este escenario se añaden elementos de vital importancia como la conformación de una nueva Corte Suprema de Justicia, el arribo de los informes de Odebrecht a la Argentina sobre finales de este mes y la declaración de la ex presidente en la causa de «la ruta del dinero» que lleva Casanello. 

El efecto derrame de la causa «cuadernos» se espera repercuta en una multiplicidad de investigaciones vigentes en la actualidad y que tienen en esta primera etapa un disparador de peso para su evolución futura. 

Política

Bonadio

CFK

Corrupción



Source link

Related Posts