Venezuela dijo que Chile se victimiza y canciller respondió que acusaciones son “gravísimas y calumniosas”


Por medio de un comunicado, Venezuela insistió en que cuenta con antecedentes respecto de una eventual participación de funcionarios de las embajdas de Colombia, Chile y México en el presunto atentado en contra del presidente de ese país, Nicolás Maduro.
“Los testimonios presentados por el ministro Jorge Rodríguez son el resultado de una rigurosa investigación y fueron realizados por varios de los detenidos implicados en el magnicidio” dijo el gobierno venezolano.
Además agregaron que “llama la atención el tono y argumentos empleados por los gobierno de Colombia, Chile y México, que en lugar de aclarar las circunstancias que han denunciado los terroristas confesos, al involucrar a agentes diplomáticos de sus respectivos paises con sus planes de fuga, tienden por el contrario a victimizarse y a responder con expresiones destempladas”.
Según el gobierno venezolano, la reaccion chilena, junto la de México y Colombia a sus acusaciones “pareciera más bien una huida hacia adelante, cuyo análisis elemental lleva a prefigurar total desinterés hacia cualquier investigación objetiva con el propósito de ocultar vínculos y responsabilidades”.
Además desde Caracas sostuvieron que “reacciones apresuradas como las de los gobiernos de Chile y México, sin lugar a dudas se prestan para que la extrema derecha venezolana, capaz de poner en riesgo la paz nacional a través de la planificación y ejecución de actos terroristas, se sienta amparada y protegida por gobiernos de la región para seguir transitando el camino de la violencia y la muerte”.

Esta jornada, por espacio de 40 minutos, el canciller, Roberto Ampuero se reunió con el embajador venezolano en Chile y le entregó una nota de protesta, por las acusaciones realizadas desde Caracas.
“Chile rechaza las gravisimas y calumniosas acusaciones” dijo Ampuero, quien además planteó que el país considera de “la más alta gravedad las amenazas de desconocer la inmunidad diplomática” de la representación chilena en dicho país.
Ampuero calificó las acusaciones como “maniobras para distraer la atención de la gravísima crisis humanitaria” que afecta a Venezuela.



Source link

Related Posts