translated from Spanish: La red de Bolsonaro, una aplicación por encima de todos

Con la bandera de Brasil de fondo, torcida, mala iluminación y sin la vistosa producción oficial a la que estamos acostumbrados.
Así fue que Jair Messias Bolsonaro se dirigó a su ejército de seguidores, sus bolsominions, tras darse a conocer los resultados de la primera vuelta electoral en la que obtuvo casi 50 millones de votos.
A tres días de elegir un nuevo presidente, las elecciones en Brasil nos dejan una primera confirmación: La pérdida de gravitancia de la televisión como herramienta de comunicación. Bolsonaro, el candidato más votado en estos comicios, fue quien dispuso de menos tiempo en la pantalla.

 

 
Si los primeros réditos del mundo 3.0 se observaron en los Estados Unidos con el “Obama for America” y fue profundizado gracias al espasmo tuitero de Donald Trump, el caso del candidato ultrareaccionario se presenta como una «revolución» en el modo de hacer campaña.
De hecho, tomando Facebook e Instagram como variables de medida, Bolsonaro dispone de más seguidores que los cinco candidatos más votados (tras él) combinados.

La herencia de la campaña de Donald Trump fue llevada a un límite impensado con el otrora militar. Tras ser apuñalado en su última aparición pública, quien probablemente resulte electo como próximo presidente del Brasil ha desarrollado el grueso de su campaña a través de las pantallas.
De espalda a los debates presidenciales, el referente del PSL dispone de un control total sobre lo que quiere y no quiere comunicar. La presencia en la televisión es la justa y necesaria, pero definitivamente no indispensable para su avance.

 

 
La táctica se profundizó tras el “facazo” y el resultado fue contundente. En una arena digital donde la violencia y la trivialidad son banderas, el mensaje del candidato fue una tendencia única.
La estrategia en cada red fue diferente: La polémica y las agresiones para el pajarito azul, la agenda política a Facebook y la televisión para buscar retener un resabio de “formalidad”. El marketing político llegó para quedarse y  porque no, también para ganar elecciones.

El ascenso de seguidores fue continuamente publicitado

Desde que se conocieron los resultados de la primera vuelta, un informe de Bloomberg destacó que el nombre de Bolsonaro se ha buscado en las redes tres veces más que el de su contendiente del domingo, Fernando Haddad.
El estudio no evalúa si las indagaciones son positivas o negativas, lo cierto es que por fuera de cualquier preferencia o consideración, esa apreciación parece confirmarse por los ciudadanos brasileros y los resultados de Messias. 

Original source in Spanish

Related Posts

Add Comment