Mujeres vigilan las carreteras de México en motos



México.- Burlas, quemaduras, caídas y hasta miedo a un caballo de acero de casi media tonelada se enfrentó una mujer al ser pionera del escuadro femenil de motociclistas de la Policía Federal, que junto con muchas más han abierto espacios que fueron pensados en forma exclusiva para los hombres como vigilar las carreteras de México. La Suboficial Téllez narra su experiencia y el reto que enfrentó al demostrar que podía con un caballo de acero.

Una de las primeras integrantes del Escuadrón de Motociclismo de la Policía Federal de te cuenta su experiencia y el reto de demostrar que podía con un caballo de acero. Su narración forma parte de los “90 Años de Historias” de nuestra Institución.https://t.co/qX8HfSgbKb pic.twitter.com/OA6kxnwnrV— Policía Federal Mx (@PoliciaFedMx)
29 de octubre de 2018

Ella recuerda que su historia le resulta un poco complicado, por ser una mujer que nació en un hogar basado en un modelo patriarcal y muy tradicional en muchas familias mexicanas.

Explica que: «Decidí ser policía federal y aceptar la enorme responsabilidad de cumplir cada una de las actividades que se me encomiendan para proteger y servir a la comunidad».

Lo anterior significado que en ocasiones su vida fuera puesta en riesgo por apoyar a alguna persona más, como salvar a un niño de un auto destrozado o incluso, repeler una agresión con armas de fuego, sin saber si algún proyectil le impedirá regresar a casa.
En el año 2012, hace memoria que recibió la invitación para formar parte del “Escuadrón de Motopatrullas” de la Policía Federal, en particular del Grupo Lince.Este hecho fue un gran reto, porque que la primera la primera mujer motociclista que ingresaba a este escuadro.Afirma que el trayecto no fue nada fácil «pues era como si invadiera un espacio reservado a los hombres, quienes se cuestionaban cómo una mujer de baja estatura iba a maniobrar una gran motocicleta y además en la carretera».Dentro de su capacitación la primera vez que tuvo enfrente a ese caballo de acero de casi media tonelada, menciona que el miedo invadió su cuerpo, pero el deseo de maniobrarlo era mayor.

Después de varios intentos, caídas, quemaduras y hasta burlas, presume que logró el control de la motocicleta, pero también del miedo y del dolor.
Nunca me di por vencida y a base de mucho trabajo de recorrer el mismo camino que mis compañeros, pero cuesta arriba por el hecho de ser mujer, obtuve el reconocimiento de hombres y mujeres en la Institución, añadió.

La Suboficial Téllez se siente orgullosa de haber sido pionera del escuadrón motociclista y de abrir brecha para que más mujeres policías ocupen espacios que se disputaban entre hombres.
Soy todo lo que yo quiero. He crecido y mi historia es una de las tantas mujeres que hemos hecho carrera policial. Espero ser recordada como una guerrera que no descansó hasta alcanzar sus metas, por difíciles o lejanas que parecieran, finalizó.

En esta nota:
Policía Federal
Escuadro femenil
Motociclista
Carreteras
Mujer





Source link

Related Posts

Add Comment