«Cada año que pasa siento más y más remordimiento»



El nombre de Michael David Chapman entró a la historia el 8 de diciembre de 1980. Ese día, en Nueva York, asesinó a John Lennon.Preso desde entonces, en agosto pasado enfrentó una nueva audiencia para tratar obtener la libertad condicional.“Hace 30 años no podía decir que me sintiera avergonzado y ahora sé lo que es la vergüenza”, le dijo a la junta que revisó su caso,  recoge la revista Rolling Stone, citando a AP.Chapman relató que en un momento dudó si seguir adelante con su plan de matar al ex Beatle, luego que este le firmara el disco Double Fantasy a la salida de su departamento en Nueva York.“Recuerdo haber pensado: ‘Oye, ya tienes el álbum, mira esto, lo firmó, solo ve a casa’. Pero no había forma de que fuera a casa“, dijo.Otro tema que tocó Chapman fue el tipo de munición con la que cargó el arma: Balas huecas. “Cargué esas balas para asegurarme de que estaría muerto. Fue inmediatamente después del crimen que me preocupé de que él no sufriera”, dijo.“Cada año que pasa siento más y más remordimiento“, agregó.Como otras diez veces antes, la junta negó la solicitud de libertad condicional del homicida.Te puede interesar: Esposa del asesino de John Lennon revela que sabía del plan dos meses antes



Source link

Related Posts

Add Comment