translated from Spanish: El efecto colateral «del fútbol»: la violencia machista aumenta durante los partidos

Mientras se debatía si se jugaba o no se jugaba la gran final, mientras veía cómo rompían vidrieras y le tiraban botellas al micro de Boca, me acordé de un dato que, cuando lo supe, me impactó mucho: en épocas de partidos de fútbol importantes, la violencia de género aumenta. «Hola. Vengo a hacerles acordar que en partidos importantes, aumentan las denuncias por violencia machista. Los varones se enojan por el partidito y cagan a trompadas a sus mujeres como para descargar», puse en un tuit que se viralizó. A partir de ahí la cuenta se llenó de cuestionamientos, muchos «no todos los hombres» y comentarios violentos respecto al dato, a mi apariencia o al feminismo. Pero también la imperiosa exigencia de conocer el número exacto o la fuente en la que me basé para decir semejante cosa inimaginable, ¿cómo voy a asegurar que los hombres violentos, cuando miran fútbol, se ponen peor?»Nadie quiere que gane la selección más que las mujeres», sostiene una campaña de Inglaterra que se remite a un estudio del 2013 de la Lancaster University que asegura que la violencia machista aumenta un 26% cuando juega la selección. Y eso no es todo, si el equipo pierde, la cifra aumenta al 38%. El estudio además agrega que al día siguiente, gane o pierda, se incrementa la violencia un 11%. En Costa Rica, por ejemplo, en su debut durante el último mundial, el 911 recibió una llamada por violencia doméstica cada tres minutos. 
¿Y en Argentina?
Hace 12 años que los números de la violencia machista comienzan a existir como tales en nuestro país y la recaudación de datos específicos no sobra. En este caso, desde Filo.News hablamos con Nicole Neiman, Directora Nacional de Protección Integral de Articulación y Acciones Directas del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) a cargo de la gestión de la línea 144, quien nos confirmó que, en épocas de Mundial, las llamadas aumentan. Si bien la línea 144 no recibe denuncias sino que se encarga de acompañar y contener a las víctimas, admiten desde este departamento oficial que se realizan más llamadas cuando el fútbol está presente en la sociedad argentina como un evento importante. «Si tomamos el promedio diario registrado durante el segundo trimestre de 2018 se observa que los días sábados se recibe un promedio de 1100 llamadas, si comparamos los partidos de Argentina jugados este día de la semana vemos que en el primer partido se mantiene el promedio de 1180 llamadas mientras que el 30 Junio la demanda supero el promedio y escaló a 1411 llamadas», sostiene un informe al que pudo acceder Filo.News.»El aumento depende de los días. Durante el fin de semana aumentan. Una de las variables por las cuales sucede esto es porque las mujeres necesitan que los hombres estén distraídos para poder llamar y hablar tranquilas por teléfono. Cuando ellos miran fútbol, se pueden comunicar más tranquilas», agrega María Fernanda Cáseres, coordinadora del área. 

El enojo del varón, el terror de la mujer
Los picos de denuncias y violencia machista suceden, por ejemplo, durante las fiestas. Para tratar de obtener más información al respecto, hablamos con Ada Rico, directora del Observatorio de Femicidios en Argentina Adriana Marisel Zambrano. «En fechas especiales como fiestas, día de la madre, cumpleaños, suelen haber más femicidios. Puede tratarse de momentos en donde el violento quiere obligar a la mujer a estar con él y si la mujer quiere estar con su nueva pareja, con su familia, con sus amigas, se dispara la violencia», sostiene la especialista. Históricamente el fútbol es definido como «pasión» y esa «pasión» está a una frustración de convertirse en violencia. En ese tétrico escenario del fin de semana se vio cómo a través de golpes, vidrios rotos, balas y mucha ira, los hinchas descargaban su enojo en la vía pública y medían entre ellos, si se me permite el exabrupto, el tamaño de sus genitales de manera conceptual. En el marco de esta sociedad machista en la que vivimos, las mujeres son propiedad de los varones. Cada 31 horas sucede un femicidio y más del 89% de estos asesinatos son cometidos por parejas o ex parejas de sus víctimas. Victimas que en muchos casos quisieron revelarse ante los celos constantes o la opresión. 

 «En momentos de tensión del hombre, suele haber aumentos de violencia hacia la mujer que culminan en femicidios, ya que el agresor descarga su ira, sus nervios, su tensiones con ella. La mujer es considerada un objeto de su propiedad en la que puede descargar sus frustraciones. Entonces, si nos referimos a partidos de fútbol importantes puede ser que las mujeres queden expuestas a mayores niveles de agresión», finaliza la directora del Observatorio. 

Original source in Spanish

Related Posts

Add Comment