translated from Spanish: ¿Qué dice el proyecto contra las barras que Macri quiere reactivar?

Enfático en su reclamo, no como presidente sino como ciudadano, Mauricio Macri cuestionó a la Justicia argentina por los desmanes de público conocimiento vividos el último fin de semana en el barrio de Nuñez.“¿Cómo puede ser que a la crítica de que solamente la policía detuvo 23 personas después de todos los desmanes del sábado, en horas, de vuelta esas personas estén libres? No entiendo, no entiendo en nombre de todos los argentinos, no en-tien-do” contempló un visiblemente enojado Macri.Lo cierto es que el presidente reiteró como estrategia el correrse de su lugar como Jefe de Estado colocándose una vez más como ciudadano común. No como expresidente de Boca, no como ex jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sino como uno más.

Macri con el saliente ministro de Seguridad y Justicia Martín Ocampo

También volvió a quedar evidenciado que las corridas de cualquier tipo suelen tener un efecto de retiro anticipado sobre los funcionarios del PRO y Cambiemos.Si la última corrida cambiaria se “llevó” al Messi de las finanzas, Nicolás Caputo, las corridas en las inmediaciones del Monumental marcaron el final del partido para el ministro de porteño Martín Ocampo.El gobierno de Larreta repite las prácticas de Macri. La política es sólo para las audiencias y los funcionarios de turno son figuritas de cambio ante cualquier crisis semanal, aún cuando esto signifique dejar sin ministro de Seguridad a una ciudad que en las próximas horas va a recibir a los 20 mandatarios de mayor peso a nivel mundial. 

Horacio Rodríguez Larreta asumió parte de la responsabilidad por los incidentes

8 de marzo de 2002 y el diario La Nación titula “El fútbol se está jugando una de sus últimas cartas para tratar de erradicar la violencia”. Macri estuvo acompañado en la mesa por Daniel Scioli, Eugenio Burzaco, José María Aguilar y Rafael Savino entre otros, para buscarle la solución al flagelo de las barras. ¿Qué pudo haber salido mal?.En último término, destaca la nota que el por entonces presidente Eduardo Duhalde habló sobre los tiempos legislativos para erradicar esta nueva ley: “Tengo el compromiso de los legisladores de tratarla muy rápido y posiblemente pueda promulgarse dentro de este mes”.El proyecto anti barras y el Senado
2016 y Patricia Bullrich envía a la Cámara Alta un proyecto que nunca fue impulsado. No obstante a su minoría en ambas cámaras, si algo ha probado Cambiemos es que cuando tiene el interés necesario, puede sobrellevar cualquier proyecto. Reforma previsional y Presupuesto dan cuenta de ello.

El proyecto fue presentado como una «herramienta útil e innovadora» con «soluciones adaptadas a la realidad argentina» y tiene como objetivo último «la persecución penal y el desfinanciamiento» de las barrabravas.¿Cuáles eran los principales puntos?
La disposición buscaba tipificar nuevos delitos, entre ellos la reventa de entradas, la convivencia dirigencial o la violación del derecho de admisión. Algunas de las penas que el proyecto buscaba son:  Sobre el uso de armas: Prisión de seis meses a dos años.
Sobre los privilegios y la financiación: Prisión de uno a tres años.
Sobre la reventa de entradas: Prisión de un mes a un año.
Sobre la venta de entradas falsas: Prisión de dos a seis años.
Sobre los cuidacoches: Prisión de uno a seis meses.
En caso de existir la voluntad política, el proyecto tendrá que ser nuevamente presentado y seguir los caminos estipulados desde el Poder Legislativo de la Nación.  
En esta nota:

Original source in Spanish

Related Posts

Add Comment