Piñera subestima el Pacto Migratorio de la ONU: “Incentiva la migración irregular y restringe nuestra soberanía”


Con una breve declaración y sin responder preguntas de ante la prensa, el Presidente Sebastián Piñera explicó en  la tarde de este lunes por qué su Gobierno sorpresivamente decidió no suscribir el Pacto Migratorio de la ONU, firmado esta jornada por 150 países en Marruecos.
Pese a que hasta hace algunos meses declaraba ante la Asamblea General de Naciones Unidas que el pacto migratorio del organismo estaba en “perfecta armonía” con el plan que impulsa su administración en esta materia, Piñera señaló esta tarde que el consenso de la ONU “contradice algunos de los principios y objetivos de nuestra política de migración ordena, segura y regular que estamos aplicando”.
 
De este modo, el Presidente recalcó que si bien el acuerdo “no es legalmente vinculante”, sus objetivos “incentivan la migración irregular, restringe nuestra soberanía y puede perjudicar a nuestro país en eventuales juicios internacionales”.
Lea además- La ironía en el aniversario de los DDHH: La Moneda obligada a dar explicaciones por bajarse del pacto de migración
En esta línea, remarcó que el documento “no nos conviene” dado “que dificulta este proceso de poner orden en nuestra casa en materia de migraciones”, el cual se ha materializado en la Ley de Migraciones “que enviamos al Congreso el 9 de abril y que ya ha sido aprobada en diversas comisiones de la Cámara de Diputados”.
Durante este lunes, Piñera había guardado silencio respecto a esta controvertida decisión de política exterior de su Gobierno, y había dejado en manos de su canciller Roberto Ampuero la vocería del tema. De hecho, cuando fue consultado al respecto, durante una actividad por los 70 años de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, evitó referirse al tema. Por la tarde, abrió un hilo en Twitter para plantearse exactamente en los mismos términos de lo que posteriormente diría en el patio de La Moneda.
La decisión del Gobierno ha sido duramente cuestionada. El Instituto Nacional de Derechos Humanos señaló que recibieron la noticia “con preocupación”, mientras desde el Frente Amplio hablaron de un “bochorno mayúsculo” y senadores socialistas acusaron al Ejecutivo de tener una “política exterior errática y contraria a los DDHH”. En tanto, la DC planteó que lo determinado por el Ejecutivo “está en lamentable sintonía con la idiosincrasia de la extrema derecha”.
Vea también- Cuando Piñera decía en Naciones Unidas que su política estaba «en perfecta armonía» con el Pacto Migratorio ONU:



Source link

Related Posts

Add Comment