La legalización del juego online: argumentos y contradicciones


La Legislatura porteña aprobó una resolución del directorio de Lotería de Buenos Aires que crea los juegos en línea de azar y/o destreza; apuestas deportivas; apuestas de juegos virtuales y apuestas de eventos no deportivos realizados mediante la utilización de máquinas, instrumentos o soportes, de cualquier tipo o tecnología como apuestas deportivas en línea, tragamonedas en línea, ruleta en línea, juegos de carta y juegos de lotería.Las estimaciones oficiales calculan recaudar 500 millones de pesos por año, siendo uno de los argumentos más importantes de la decisión gubernamental. Este número se basa en una especulación de la cantidad de apuestas que se daban a este momento en el plano ilegal en función de la proyección de los impuestos recaudatorios una vez inscriptos en el marco legal.Según el informe final de “Ludopatía en Argentina” elaborado por Sebastián Auguste de la Universidad Torcuato Di Tella, en la Región Metropolitana de Buenos Aires, los juegos de lotería son los que mayor penetración tienen en la sociedad, ya que el 21% de los encuestados juegan al menos una vez al mes. Mientras que las apuestas por internet están muy poco difundidas con el 0,3%.Sin embargo, esto no limita la cantidad de sitios de apuestas online que hay en la Ciudad ya que según el Poder Ejecutivo porteño existen más 1.000 sitios ilegales investigados.La regulación del juego en Argentina está bajo legislación de cada una de las provincias. Así fue como Bwin, una de las mayores empresas de juegos online del mundo, consiguió una licencia para operar exclusivamente en la provincia de Misiones pero recibiendo apuestas de todas partes del país en las que no estaba legislado, por lo que la licencia fue revocada al poco tiempo debido a una serie de amparos judiciales.Federico Poore – periodista y autor de «El poder del juego» – asegura que las empresas internacionales de apuestas online se amparan legalmente en que sus oficinas centrales no radican en el país (generalmente instaladas en paraísos fiscales que no tributan impuestos).Ante estos hechos, Poore define que resulta imposible para el Estado regular y cuantificar las apuestas que surgen desde algún sitio geográfico en particular, como puede ser la Ciudad de Buenos Aires. Es por eso que el argumento del Gobierno de la Ciudad es que la legalización de las apuestas por Internet es un paso que oficializa una actividad que ya existe y es muy difícil de controlar.Sin embargo, la ampliación del espectro del juego de azar legal se contradice con el anuncio de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en enero de este año de cerrar tres casinos, un bingo y licitar por primera vez las máquinas tragamonedas con el objetivo de enfrentar el juego ilegal y combatir la ludopatía.
“El gobierno tiene que estar de lado de los que sufren esta adicción y no de los que promueven la ludopatía”

El 5 de diciembre la Provincia de Buenos Aires ya había legalizado el juego online con la proyección de licitar 7 licencias a empresas que estén habilitadas para implementar las apuestas por Internet.



Source link

Related Posts

Add Comment