Eduardo Frei Ruiz-Tagle: “La derecha debe hacer una reflexión del rol que cumplió en dictadura. Le debe una explicación al país”



En entrevista con La Tercera, y tres días después de conocerse el fallo del juez Madrid en el que se acreditó el homicidio de su padre, el exmandatario apuntó nuevamente a los “responsables políticos” del crimen. Entre otras cosas Eduardo Frei Ruiz-Tagle dijo que le “duele” no haber tomado más precauciones para proteger a su padre. Y sobre el tópico que en estos días ha fraccionado a la DC, el caso del subsecretario Luis Castillo, señaló que “a veces los reproches éticos son tan importantes como las imputaciones penales”.Sobre las diferencias con su hermana, Carmen Frei, el exmandatario indicó que “Siempre he reconocido que mi hermana Carmen tuvo un rol clave en este proceso. Ella fue la primera en asumir la tesis del asesinato… cuesta y duele aceptar tanta crueldad, tanto ensañamiento y tanto odio”, y aseguró que recién el año 2000 -a propósito del caso por el crimen del líder sindical Tucapel Jiménez- “tuvimos la certeza de que el presidente Frei fue asesinado”. Fue tras ese hito que él y sus hermanos decidieron querellarse en el caso y buscar a los responsables.Al ser consultado por sobre como recibe el reciente fallo del Juez Madrid, Frei Ruiz-Tagle señaló que «Tengo sentimientos encontrados. Primero un inmenso dolor de constatar que era cierta la convicción que me formé desde hace muchos años respecto al crimen de mi padre, pero a la vez satisfacción porque se hizo justicia. Además, creo que este es un fallo histórico que le hace bien a Chile, porque el asesinato de un expresidente de la República, un magnicidio, no puede quedar en la impunidad, así como ningún otro caso de violaciones a los derechos humanos. Sabemos que este es solo un primer paso y estamos convencidos que el camino que resta va a ser muy duro. Ya en estos días estamos empezando a ver en la prensa, principalmente escrita, intentos por desacreditar el fallo y el trabajo del juez Madrid. Para nosotros no es nada nuevo. Son las mismas fuerzas que operaron durante casi veinte años para que no se investigara la muerte del presidente Frei, poniendo obstáculos para que la verdad no saliera a la luz».Acerca del cuestionado personal de la Clínica Santa María que atendió a su padre, el expresidente de la República dijo que «Ellos dicen que nos tuvieron informados, pero los hechos demuestran que nos entregaron información falsa, porque nunca nos dijeron la verdad de los procedimientos médicos que le hicieron al presidente Frei. La demostración más clara es la entrada de dos médicos de la UC a la pieza en que se encontraba su cuerpo para practicarle una autopsia no autorizada, con el objetivo de eliminar todo vestigio que permitiera en el futuro saber las verdaderas razones de su muerte. En aquella época nunca sospechamos de la existencia de un plan para asesinarlo. Sabíamos que era seguido, que el teléfono de la casa estaba interceptado y que hubo amedrentamientos. Hoy, a la luz de los hechos, considerando el contexto de esos años y con la distancia que da el tiempo transcurrido, una de las cosas que más duele es no haber tomado mayores precauciones».Consultado sobre Luis Becerra, quien fuera chofer de Frei Montalva, y alguien muy cercano a la familia, develado actualmente como informante de la CNI, el exmandatario fue categórico «Para mí, él es un traidor. Duele aceptar que una persona que gozó de la confianza y el afecto del presidente Frei y de toda nuestra familia, lo haya traicionado de una manera tan miserable, informando de sus actividades y reuniones a cambio de dinero. Nunca esperamos algo así. Incluso, una vez fallecido mi padre, mi madre, preocupada de que se quedara sin trabajo, convenció a Andrés Zaldívar para que lo contratara como su chofer. ¡Cómo no va a ser dolorosa una traición de este tipo!»Respecto a la asuencia de una condena directa a Pinochet en el fallo del Juez Madrid, Frei Ruiz-Tagle indicó que «En el fallo no están acreditadas las responsabilidades políticas, que, como dije el miércoles pasado, es una de las tareas pendientes que tenemos por delante. Pero, ¿alguien puede creer que este crimen es fruto del delirio de estos seis condenados? Todos sabemos que Frei era temido por la dictadura porque solo él podía unir y liderar a una oposición que comenzaba a rearticularse, y, además, gozaba de un sólido prestigio en el extranjero, donde en más de una ocasión denunció las violaciones a los derechos humanos que ocurrían en Chile. Es obvio, no tengo dudas que detrás de este crimen está la mano de las más altas autoridades de la época».Un tema polémico en estos días ha sido la presencia en el gobierno de Sebastián Piñera de civiles que apoyaron y trabajaron en la dictadura, acerca de su percepción sobre ello el exmandatario dijo que «Como lo señalé anteriormente, no me cabe la menor duda que detrás de la decisión de matar a Frei están las más altas autoridades de la dictadura. Todos sabemos quiénes son. No veo a ninguna de esas personas ocupando cargos en el actual gobierno. Sin perjuicio de eso, siempre he creído que la derecha debe hacer una profunda reflexión sobre el rol que cumplió en la dictadura. Le deben una explicación al país».Particularmente sobre el caso de Luis Castillo, el expresidente dijo que «Yo no soy nadie para decirle al Presidente a quién debe o no pedirle la renuncia, pero a veces los reproches éticos son tan importantes como las imputaciones penales. El hecho que él, en su calidad de director de la Red de Salud UC, no nos haya informado de la existencia de diapositivas microscópicas con muestras de diversos órganos del cuerpo de Frei, es, sin duda, una falta ética muy grave».



Source link

Related Posts

Add Comment