Obispo Durán en el ojo del huracán: pastores evangélicos lo fustigan por escándalo del diezmo


Ayer se conoció que más de $30 millones mensuales son los que recibe la máxima autoridad de la Catedral Evangélica, el obispo Eduardo Durán, solo por concepto de diezmo, el 10 por ciento que entregan sus fieles de esta confesión religiosa.
El dato, entregado por el pastor favorito de La Moneda en su declaración ante la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente en medio de la indagatoria que lo tiene como imputado por presunto lavado de activos, generó revuelo, no sólo en las redes sociales, sino que en el propio mundo evangélico. Según consigna La Tercera, la noticia llegó hasta los oídos del líder de la Iglesia Metodista Pentecostal de Derecho Público, el obispo Bernardo Cartes. “En los días en que vivimos, la verdad es que no debiera ser (…). No es ética esa forma de actuar del señor (Eduardo) Durán”, señaló el religioso.
Cabe mencionar que, según la declaración de Durán, del total de los ingresos, menos de la mitad se entrega a pastores y gastos de la iglesia, cerca de $ 9 millones se los da a sus dos hijos (uno de ellos es el diputado RN Eduardo Durán), y para él, queda la no despreciable suma -para uso personal- de $ 14 millones aproximadamente.
Frente a esto el obispo Cartes señaló que “todos nuestros pastores son gente modesta que viven con $ 1 millón, algunos con $ 2 millones, otros con $ 500 mil, iglesias pequeñas, pero no tenemos cifras catastróficas de uno que gane $ 10 millones”.
«$5 millones para un pastor es excesivo»
Otro que se sumó a las voces de crítica frente a la situación fue el secretario de la Mesa Ampliada Evangélica, Erwin Castro, quien ve un tema ético en el caso de Durán. «Hay ciertos montos que tampoco están regulados (…) y eso, lógicamente, se puede prestar para muchas cosas (…). Pienso que sobre $ 5 millones para un pastor es excesivo”, comentó al medio antes consignado.
Para el pastor Jorge Cárdenas, de la Iglesia Evangélica Presbiteriana, el «sueldo» de Durán no es para generalizar al mundo evangélico. «Lo que pasa es que la cultura chilena confunde a todos los evangélicos con lo mismo, y no son todos iguales”, se defendió.
Durán está en el ojo del huracán y, en medio de los cuestionamientos, este viernes llegó -junto a otros obispos evangélicos- hasta La Moneda para reunirse con el titular de la Segpres, Gonzalo Blumel.
Según información el medio antes señalado, la cita corresponde a una actividad que se realiza regularmente con los obispos y pastores que trabajan con Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR). El objetivo es eguir avanzando en la reforma a la ley de cultos que quiere hacer el gobierno.



Source link

Related Posts

Add Comment