Con su tarjeta de crédito arrendó 30 habitaciones de hotel para personas sin casa durante ola de frío



En tanto las temperaturas alcanzaron niveles tan bajos que se han convertido en un peligro mortal, más de 100 personas sin hogar en la ciudad de Chicago se encontraron repentinamente con comida, ropa limpia y un lugar para quedarse, esto tras la intervención de una corredora de propiedades de la zona, según lo informa el medio New York Times.Candice Payne, de 34 años, señaló que la decisión de ayudar a las personas sin techo fue un «impulso del momento», en ese instante «hacían -50°C y sabía que ellos iban a estar durmiendo sobre el hielo, así que tenía que hacer algo», confesó este sábado.Candice contactó entonces a diversos hoteles y encontró 30 cuartos disponibles en el «Amber Inn» para la noche del miércoles a $70 dólares el cuarto. Después de pagar los cuartos con su tarjeta de crédito, Candice preguntó a través de su cuenta de Instagram si la podían ayudar a transportar a la gente sin casa al hotel, no pasó mucho para que verdaderas caravanas de autos y voluntarios se pusieran a trabajar con ella.»Nos juntamos en la ‘ciudad carpa’, donde todas las personas sin techo ponen sus carpas y viven, a un lado de la autopista», dijo Candice, quien agregó «no es un secreto. Las personas sin casa han estado viviendo allí por años».La corredora de propiedades fue incluyendo más y más gente en el hotel en la medida en que empezaron a llegar donaciones. Entre la diversa gente que ayudó Payne se encontró con dos mujeres embarazadas y una familia de cinco dentro del primer grupo de personas sin techo que fueron al hotel.»Tuvimos que acomodarlos a todos, fue realmente abrumador», contó Candice, quien continuó remarcando «ellos apreciaron tanto todo, no podían esperar por tomar un baño y tenderse en una cama». La joven también compró utensilios de baño, comida, vitaminas pre-natales, lociones, desodorantes y snacks, con los que hizo paquetes para ayudar a las personas a sentirse más cómodas en el hotel. Igualmente algunos restaurantes donaron comida, y mucha gente llamó al hotel.



Source link

Related Posts

Add Comment