“El escuadrón”: las mujeres congresistas que se enfrentan a Donald Trump


A menudo las llaman «el escuadrón». Las demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos están unidas por sus opiniones progresistas.
Solidaridad entre congresistas
Fue Ocasio-Cortez quien utilizó por primera vez el apodo «el escuadrón» en una publicación de Instagram, para referirse a sí misma y a sus colegas, y lo hizo poco después de ser elegidas en 2018. El término, usado, por ejemplo, en empresas de tecnología para referirse a equipos de trabajo con una misión común, se ha popularizado desde entonces. En las últimas semanas ha sido usado burlonamente.
Mujeres de blanco
«El escuadrón» son solo cuatro de las 102 mujeres elegidas en 2018 para servir en la Cámara de Representantes. Nunca antes tantas mujeres habían sido electas para este cargo. Durante el discurso sobre el Estado de la Unión de 2019, Ocasio-Cortez y sus colegas se vistieron de blanco para llamar la atención sobre el creciente papel que las mujeres desempeñan en la legislatura de los Estados Unidos.

Por un mundo más equitativo
Las cuatro representantes son conscientes del papel que desempeñan en la política estadounidense. Ayanna Pressley, la primera congresista negra de Massachusetts, respondió así a los ataques de Trump: «Ejecutamos un mandato para defender y representar a los ignorados y excluidos. Nuestro equipo incluye a cualquier persona comprometida en la creación de un mundo más equitativo y justo «.

La portavoz
La mujer más joven en ingresar al Congreso ha tomado Washington por asalto. Con solo 29 años, Alexandria Ocasio-Cortez exuda una energía que atrae a los votantes más jóvenes y llama la atención de los medios nacionales. Su amplia presencia en las redes sociales la ha convertido en la portavoz no oficial de «el escuadrón».

Haciendo frente a Trump
Cuando el presidente de los Estados Unidos tuiteó que las cuatro congresistas deberían «volver a los lugares de donde vinieron», nadie fue más atacado que Ilhan Omar. La política, nacida en Somalia, llegó a Estados Unidos como refugiada antes de convertirse en ciudadana estadounidense. Ella denunció a Trump por lanzar «un ataque abiertamente racista» y prometió que no la asustarían.

La pesadilla del presidente
En vísperas de su juramento como una de las dos primeras congresistas musulmanas del Congreso, Omar reflexionó sobre cuán lejos ha llegado desde que arribó hace 23 años, desde un campo de refugiados en Kenia. «La pesadilla de Trump es ver a un inmigrante subir al Congreso», ha dicho. Para Omar, la confrontación con el presidente lleva al debate sobre «lo que este país realmente debería ser».

Luchando contra el matón
Rashida Tlaib es la segunda de las mujeres musulmanas en el Congreso. Nacida en Estados Unidos, de padres palestinos, Tlaib fue atacada, tanto por los republicanos como por los demócratas, por sus críticas contra Israel. Suele referirse al presidente como acosador y repetidamente ha pedido su juicio político. Defiende políticas progresistas como la atención médica para todos.

Fomento de la comunidad
Con 45 años, Ayanna Pressley es la mayor del equipo, cuenta con más de una década de experiencia política. Luego de los ataques racistas de Trump, Pressley publicó en su Twitter que mientras Trump lanzaba su racismo, ella luchaba por las familias marginadas y construía comunidades. Al igual que las otras congresistas, Pressley ha sido crítica con la política de migratoria de los Estados Unidos.

 



Source link

Related Posts

Add Comment