La casa de la infancia de María Elena Walsh será un espacio recreativo


La casa donde nació María Elena Walsh, una de las autoras más referentes de nuestro país, será restaurada y utilizada como un centro cultural para que todas las infancias puedan disfrutar su impresionante legado. Se trata de una casa ubicada en la calle Tres de Febrero 547, en Villa Sarmiento, donde el 1 de febrero de 1930, a las 8 horas y 5 minutos nació la escritora.»Me crié dentro de lo que se llama clase media, es decir ni rica ni pobre. Mi casa era muy grande, con jardín, patios, árboles frutales, gallinero, perro, gato, canarios, tortuga, bicicletas, libros y pianos. ¿Qué más se puede pedir?», escribió en el libro «Chaucha y Palito». La casa de ambientes amplios que tanto María Elena como su hermana Susana y otros 5 hermanos de parte de su padre compartieron la niñez- Y donde se encuentra en el patio de la casa el famoso árbol jacarandá, cuyas flores celestes tanto impresionaron a la autora, la cual le dedicó una canción, donde habla de «ver qué bonito nieva/del jacarandá» y cuenta que «el viento le hace cosquillas/al jacarandá».

La vivienda, estaba en manos de personas que la habían comprado hace ya muchos años y se encontraba deshabitada. De este modo, el intendente local y el ministro nacional se pusieron en campaña para su adquisición, mediante un convenio firmado entre ambos.
Ahora desde el Municipio de Morón restaurarán la casa con el fin de crear un espacio en común donde todos puedan apreciar la obra de la autora. 

El proyecto de recuperación de la casa prevé organizar «cuatro o cinco salas, un auditorio, baños, un espacio al aire libre, la idea no es exponer objetos de María Elena, armar un museo, los objetos tendrán su lugar pero la idea es que la casa sea un punto de encuentro donde puedan venir los chicos y sus familias a disfrutar actividades recreativas y lúdicas».Asimismo, el secretario de Comunicación del municipio de Morón, Fernando Torrillate explicó: «Estamos trabajando en la perspectiva de que los vecinos, las familias, los niños y niñas puedan llenar ese lugar de la luz transformadora, la alegría creativa y la imaginación generosa que nos dejó María Elena, asistiendo a espacios de juegos, de participación y también de producción cultural y de disfrute y esparcimiento. Es un enorme desafío crear una ´oferta´ cultural que esté a la altura de una obra tan genial y trascendente como lo es la de María Elena». 



Source link

Related Posts

Add Comment