Índice de medicina personalizada revela qué tan preparados está Chile y Latinoamérica en los sistemas de salud




El Índice es una herramienta de política pública que ayuda a tomadores de decisión y la comunidad sanitaria a informar las soluciones que impulsan la evolución de los sistemas hacia la medicina basada en datos, herramienta que evalúa el estado de los sistemas de salud y mide su progreso hacia un futuro personalizado y digital, asegurando así sistemas sostenibles y resilientesDentro de los principales hallazgos se destacó que América Latina promedia porcentajes bastante altos en tecnologías personalizadas. Además, Chile es uno de los países más preparados de la región para implementar la medicina personalizada, la cual se puede entender como medicina basada en datos, que tiene el potencial de mejorar los resultados de los pacientes y apoyar la sostenibilidad de los sistemas de salud.En el marco de la conferencia estuvieron presentes los panelistas: Bogi Eliasen, director de Salud en el Instituto de Estudios del Futuro de Copenhague (CIFS), la doctora argentina María Clara Horsburgh, directora Médica de Roche para Centroamérica y el Caribe, el Dr. Rubén Torres, Rector de la Universidad Isalud, Argentina, Martha Herrera Olaya, periodista, Rolf Hoenger, gerente de Mercado de Asia Central, y el doctor y ex ministro de Salud de Chile, Emilio Santelices Cuevas.
Dentro de las medidas que se calculan, la moderadora mexicana Gabriela Warkentin expuso que “América Latina tuvo mejores resultados en cuanto a los accesos de las pequeñas y medianas empresas al financiamiento proveniente del sector financiero”.
¿Qué tan listos están los países de Latinoamérica para que funcione la medicina personalizada?
“Nuestro sistema de salud en América Latina ha estado bajo enorme presión. Tenemos la carga de las enfermedades, deficiencia de las infraestructuras, tenemos los problemas para gastar bien, y nosotros queremos imaginarnos que podemos aprender de nuestras elecciones y construir un futuro diferente, pensamos que hay que invertir en soluciones de mayor impacto, respondiendo a los desafíos de hoy y también de mañana”, afirmó el jefe de del Árae Farmacéutica de Roche, Rolf Hoenger.
El experto sostuvo que los países de Latinoamérica están con la doble carga de enfermedades infecciosas, y que también el perfil demográfico está cambiando. “Tenemos que responder a estos desafíos y eso significa que los sistemas de salud necesitan una transformación aplicada a las tecnologías y a la transformación digital. Necesitamos los datos que nos permiten un uso eficiente de los recursos que al final rinden ese beneficio”, aseguró.
En cuanto a la importancia de fortalecer los sistemas de salud desde el punto de vista de la medicina en datos, el director de Salud del Instituto de Estudios del Futuro de Copenahue, Bogi Eliasen, expuso que se necesitará producir más datos y hacer accesible los datos, para que las personas puedan entender qué pasa. “También hacer posible el liderazgo para el cambio, y eso necesita ser basado en cambios. Ahí es más allá de la política, de partir y aspirar a que es y qué queremos lograr y trabajar juntos, lo que no se puede hacer sin datos”, señaló.
“Para mencionar algunos códigos en los que vamos a trabajar está: Protección y detección temprana, Tecnología e Inteligencia Artificial, Intercambio de Datos y la Gobernanza de estos, Impedimento de las personas y el paciente, Atención personalizada y conectar los datos a través de jurisdicciones, porque no vamos a poder solamente trabajar, para poder trabajar entre salud pública y privada, se necesita trabajar entre países. Y lo que queremos lograr es mostrar donde funciona, aprender, pero también mirar que no tenemos que hacer en estas formas”, explicói Eliasen.
Salud Pública
Una herramienta como el índice de medicina personalizada de Future Proofing Heathcare tiene ln poder informar la toma de decisiones en salud pública, donde destaca la importancia sobre el profundo conocimiento entre el médico y su paciente, como también un seguimiento de la situación de este paciente, donde se recaben datos analizados y se transformen en acciones.
De acuerdo con el doctor Rubén Humberto Torres, rector de la Universidad de salud de Argentina, “en cuanto a la salud pública, nosotros hablamos y estamos concordes actualmente del uso de la medicina avanzada en evidencia, y de las herramientas que aporten valor a los tratamientos”, cuenta el doctor Rubén Humberto Torres, rector de la Universidad de salud de Argentina.
“Ahora esto no se ha trasladado de la misma manera a la política sanitaria, en la cual yo diría desde la medicina avanzada en evidencia debiéramos hacer política sanitaria basada en evidencia, y la política avanzada en evidencia se nutre fundamentalmente de datos que permita tomar determinaciones en un campo tan complejo como es el que tiene como objetivos mejorar las condiciones de salud de la población, asegurar su acceso equitativo en términos de calidad y de tiempo a los servicios, y proteger, financieramente a cada uno de los ciudadanos ante los embates de la enfermedad”, respondió Torres en el webinar a la periodista Gabriela Warkentin.
Sin embargo, lo que se busca es personalizar la atención de los pacientes, algo que tal vez siempre ha existido, pero esto cambia en cuanto a la cantidad de información con la que los médicos cuentan a la hora de hacer un diagnóstico y de indicar un tratamiento.
“Hoy tenemos imágenes digitales, hoy podemos conocer la composición genómica de cualquier paciente y de cualquier tumor, entonces en realidad, lo que nos permite personalizar aun más es esa cantidad de información de la que disponemos”, reforzó la doctora y directora médica de Roche para Centroamérica y el Caribe, María Clara Horsburgh.
“Toda esta información nos permite un cuidado integral de la persona, ya no solo del paciente para diagnosticarlo y tratarlo, sino que nos permite un cuidado integral a lo largo de todo su camino, con intervenciones de prevención, sí cuando enferma con un diagnóstico temprano y preciso, hoy nos permite un tratamiento individualizado, y toda esta tecnología también nos permite un monitoreo a distancia y continuo. Y es por eso, que para nosotros hoy, la medicina personalizada es realmente una medicina basada en datos”, aclaró la experta.
Colaboración e inversión en salud
Fente a la medicina basada en datos, se encuentran los desafíos de colaborar con entidades gubernamentales. En el caso de Colombia, la presidenta ejecutiva en Fundación Colombiana para Fibrosis Quística, Marta Herrera Olaya, explicó que en el Ministerio de Salud de ese país han estado las puertas abiertas para generar hace diez años una mesa de enfermedades huérfanas donde se han reunido todos los actores del sistema.
“Están las entidades científicas, la academia, la industria, los entes territoriales, todos trabajando para mejorar: políticas en Colombia para mejorar enfermedades. Somos una mesa única a nivel mundial, y ¿qué hemos logrado con esta mesa? Datos. Ya que son supremamente importantes para nosotros porque es lo que nos ha permitido generar políticas públicas, es lo que nos ha permitido hoy tener un registro creacional de enfermedades huérfanas”, recalcó.
Y dentro del marco de la conferencia, se enfatizó que los principales desafíos que enfrentan los sistemas de salud en la actualidad para implementar y verse beneficiados por el potencial de la medicina basada en datos, según explica el ex ministro de Salud Emilio Santelices, “es instalar esta visión de que hoy no es posible el diseño y la planificación de políticas públicas, y si uno no tiene claramente definido que tenemos que construir organizaciones que se conducen desde los datos».
«A partir de ello va a ser posible que entendamos en los países al hacer los presupuestos, que salud no es gasto, sino que inversión. Quizá, el testimonio más dramático que pudimos ver y que estamos viendo es lo que ocurrió en la pandemia, el mundo entero se detiene porque el motor de las sociedades, se ve amenazado por su existencia por un virus, de tal modo que esa lección debemos nosotros implementarla en los líderes para que desde ese testimonio dramático el universo nosotros seamos capaces de instalarla en esta visión del manejo de los datos”, explicó Santelices.
En ese sentido, sostuvo que hay que ver “primero, cómo invertimos en infraestructura, y cuál es la infraestructura que los países debemos tener y cómo la hacemos converger regionalmente. Y, en segundo lugar, cuáles son las competencias que tienen que acompañar estas infraestructuras. Creo que nuestra región adolece de una brecha importante en estas materias, incluso en las mallas curriculares saber posicionar adecuadamente la generación de conocimiento y el desarrollo de personas que encarnen la ciencia de datos como tal».
Y además, enfatizó que en la situación actual, «saliéndose un poco de la línea estrictamente sanitaria y de política pública de salud, está el tercer virus del populismo, de la demagogia y de la corrupción. Evitar un cuarto, que es el virus de la parte oscura de las redes sociales, las fake news, y yo veo que cuando nosotros empezamos a conversar desde los datos, estamos instalando el antídoto para que estas post verdades que se construyen a partir de los principios anteriores, los podamos neutralizar».
«No hay cosa más dramática que lo que estamos viviendo en Latinoamérica que es una sociedad desinformada, y líderes demagogos muchas veces que construyen verdades, y la única manera de poder revelar esa dramática situación es mostrar la verdad a partir de los datos para que la sociedad pueda despertar y hacerse cargo a sí mismo de lo que efectivamente nosotros requerimos para poder avanzar”, manifestó Santelices.



Source link

Related Posts

Add Comment