EE.UU: California votó y espera para saber si su gobernador será destituido

[ad_1]

Con 40.000.000 de habitantes y siendo el Estado más importante en términos económicos de nada más y nada menos que los Estados Unidos, la jornada electoral que California cerró en las últimas horas podría marcar el pulso de este distrito, así como del Poder Legislativo nacional.En parte el llamado evalúa las políticas de reacción frente a la pandemia, siendo el Estado el primero de los 50 en el país en ordenar medidas de confinamiento en marzo de 2020 pero en verdad plebiscita un acto como detonante.Porque además y durante el confinamiento, también en el 2020, durante el mes de noviembre más precisamente, el gobernador de California, Gavin Newsom, fue fotografiado comiendo en uno de los restaurantes más caros de la ciudad y violando sus propias restricciones a la circulación. 

Newsom pidió disculpas públicas pero sus oponentes poco se conmovieron y convocaron a un proceso de recolección de firmas para revocar su mandato. Esto fue lo que terminó de ocurrir, entre voto anticipado por correo y sufragio presencial, en las últimas horas. En ambos formatos, los californianos finalmente votaron sobre dos preguntas: 
¿Gavin Newsom debería ser destituido como gobernador?
Y de  ser así, ¿quién debería reemplazarlo?

Con la motivación de que muchos piensen que tienen más posibilidades de ganar en este acto revocatorio que en las elecciones ordinarias del próximo 2022 es que anotaron nada más y nada menos que 46 personas, dentro de las cuales está Caitlyn Jenne y el YouTuber Kevin Paffrath. En concreto, hubo un total de 24 candidatos republicanos, 9 demócratas y otros 13 de terceros o sin preferencia de partido.

Ahora bien, lo curioso de esta elección está en el diseño mismo de la convocatoria y lo que la democracia respecta, que idealmente sería lo que quiere la mayoría.  Esto choca con el diseño electoral que cerró ayer básicamente porque para que la primera de las preguntas quede desestimada y no se llegue a la segunda, Newsom debería sacar el 51% de los votos. Pero si obtuviera el 49%, se eligiera entre 46 candidatos y uno de ellos obtenga menos del 20% pero es el más votado, se convertiría en el próximo gobernador de California. Dicho de otra manera, ganaría alguien que sacó menos de 20 puntos frente a alguien que lo duplicó en cantidad de votos. Una victoria republicana tendría importantes implicaciones para las políticas de respuesta a la pandemia pero también en el Senado de los Estados Unidos (dividido 50-50) donde un eventual reemplazo de la senadora Dianne Feinstein (demócrata) significaría que el gobernador elegiría su reemplazo. Un gobernador republicano podría ceder el control del Senado al Partido Republicano de Mitch McConnell.Para esto habrá que esperar los resultados que, de momento, apuntan a que el gobernador Newsom seguirá en funciones aunque con el interrogante de cuando volverá a utilizarse un recurso legal dispuesto por las propias leyes estatales. 

[ad_2]

Source link

Related Posts

Add Comment