En homenaje a quién se celebra hoy “El Día del Inventor” en Argentina

[ad_1]

Un día como hoy, 29 de septiembre pero de 1899, nacía en Hungría Ladislao José Biró, quien fuera un inventor, y periodista que producto de su inteligencia y su curiosidad llevó a cabo 32 inventos, entre ellos la famosa birome, que da pie a la efeméride del día de hoy. Biró se inició en la carrera de Medicina, donde se interiorizó por el hipnotismo, luego fue soldado hacia finales de la Primera Guerra Mundial y seguido a esto se abocó al periodismo. Fue justamente este oficio donde surgió la inspiración que eventualmente derivaría en la creación de la birome.

Porque anteriormente de crear este elemento tan práctico, Ladislao ya había inventado un modelo de pluma fuente, una máquina para lavar ropa, un sistema de cambios automático en los automóviles y un vehículo electromagnético.Pero fue el modelo de pluma fuente, el que lo hizo recapitular, por las constantes dificultades que este elemento le traía, ya que con frecuencia se trababa. Ladislao obtuvo la idea de cómo resolver este inconveniente observando a unos niños jugar en la calle con bolitas que al atravesar un charco salían trazando una línea de agua en el piso seco: ahí se dio cuenta de que en vez de utilizar una pluma metálica en la punta, debía utilizar una bolita.

Entonces se encontró con la primera traba para su idea, que recaía en la imposibilidad de crear bolitas tan pequeñas. Sin embargo Biro patentó un prototipo en Hungría y Francia, en 1938, pero no llegó a comercializarlo.¿Pero por qué decimos que es un invento Argentino, si su creador es Húngaro? La respuesta está en parte debido a la Segunda Guerra Mundial, y en la invitación del ex presidente Agustín Pedro Justo, que viendo a Biró haciendo notas para un periódico húngaro. con aquel prototipo de bolígrafo quedo maravillado y se dispuso conocerlo. Ahí, Ladislao le habló de la dificultad para conseguir una visa y Justo, que no le había dicho quién era, le dio una tarjeta con su nombre ofreciéndole su ayuda. En 1940, cuando inició la Segunda Guerra Mundial, Biró junto a su hermano y su socio Juan Jorge Meyne emigraron a nuestro país, tiempo después llegaría el resto de su familia. Fue aquí entonces donde Biró fundó su compañía Biro Meyne Biro y en un garaje con 40 operarios y un bajo presupuesto mejoró su invento. Que patentó un 10 de junio de 1943 en Buenos Aires.

Lanzaron el producto al mercado bajo el nombre comercial de Birome (acrónimo con las sílabas iniciales de Biro y Meyne). Su venta al público fue de entre 80 y 100 dólares, excesivo para esa época.Con el tiempo, los libreros consideraron que esos «lapicitos a tinta» eran demasiado baratos como para venderlos como herramienta de trabajo y los vendían como juguetes para chicos. Tiempo después y viendo el éxito de su creación, Biró dijo en una entrevista: “Mi «juguete» dejó 36 millones de dólares en el tesoro argentino, dinero que el país ganó vendiendo productos no de la tierra sino del cerebro”.

Hoy, 78 años después celebramos esta creación y la curiosidad y tenacidad de un hombre que nació con el don de crear cosas y modificar la realidad. 

[ad_2]

Source link

Related Posts

Add Comment