Rosario: detuvieron a otras tres personas como sospechosas del crimen del niño Máximo Gerez



Esta tarde la policía de Rosario detuvo a tres personas, una de ellas como sospechoso de ser el autor material del crimen de Máximo Gerez (11), el niño de 11 años que quedó en medio de una balacera entre bandas dedicadas al narcomenudeo el domingo pasado en el asentamiento “Los Pumitos”, informaron fuentes judiciales. Son seis las personas apresadas por el hecho.Los acusados quedaron a disposición del fiscal Adrián Spelta, quien tiene a su cargo la investigación del crimen del niño “Maxi” Gerez, en el que también resultaron heridos a balazos otros tres primos de la víctima, también menores de edad.Según informaron fuentes judiciales, uno de los procedimientos se realizó en una vivienda ubicada en Campbell y Sorrento, cerca de la escena del crimen, donde fue arrestado un joven identificado como Maximiliano C., de 22 años. La hipótesis de los investigadores es que el joven fue el autor material de los disparos que estaban destinados a otros integrantes de bandas narcos de la zona, pero que derivaron en el asesinato de Máximo e hirieron a sus primos.Anoche ya habían sido detenidos una mujer de 50 años, identificada como Alejandra Fabiana R., y sus hijos Esteban Ezequiel M. (30) y Gustavo Nicolás B. (22), que según explicó hoy el fiscal Spelta, se concretaron tras un allanamiento en una vivienda de Campodónico al 3200, donde fue encontrado un Honda Civic con las mismas características que el presuntamente utilizado en la balacera del domingo en la que murió el niño.Por otra parte, y en el marco de otra investigación, ayer por la tarde habían sido detenidas tres personas durante los incidentes que protagonizaron vecinos del asentamiento “Los Pumitos”, cuando derribaron cinco viviendas que, se presumen, funcionan como búnkeres de drogas.Los detenidos fueron quienes habitaban una de esas casas, entre ellos un joven de 25 años llamado Cristian Carlos Villazón, alias “Salteño”, a quien los investigadores señalan como el hombre al que iba dirigida la balacera en la que quedó sumido el niño Máximo Gerez. Para el fiscal Spelta, la balacera ocurrió en medio de “un conflicto entre dos grupos antagónicos” que se disputan el territorio para la venta de drogas al menudeo.



Source link

Related Posts

Add Comment