El mejor equipo de los últimos 50 días


«La palabra griega Kyklos significa ciclo, círculo. Una de sus derivaciones es kiklóo, cuyo sentido más aproximado es: doy vueltas alrededor del huracán»

Así es que Pablo Gerchunoff y Lucas Llach dan inicio a su obra «El ciclo de la ilusión y el desencanto», título que bien podría explicar los tres años de la administración Cambiemos, pero que en verdad escolta a la economía argentina a lo largo de su historia.

En el caso de Llach, además, se desprende un dato que atraviesa al actual Gobierno. Duró sólo dos meses como vicepresidente del Banco Central (durante la presidencia de Sturzenegger) dejando la friolera de 11.715 millones de pesos como pérdida en el balance de la entidad monetaria.

Cambiemos 2015

Seguramente aquel 2 de diciembre en el que Macri declaró tener el mejor equipo de los últimos 50 años no esperaba, a poco de concluir su tercer año de mandato, que producto de las sucesivas tormentas habría menos funcionarios de los que esa tarde posaron para la foto en el Jardín Botánico.  

 

Casi como un preludio del nombre que acompaña a la alianza entre Pro y Radicales, del proyecto original permanecen sólo siete de los veintiséis nombres fuertes. Estos son: Patricia Bullrich; Guillermo Dietrich; Germán Garavano; Rogelio Frigerio; Carolina Stanley; Marcos Peña y Fernando De Andreis.

Recomposición de Gabinete mediante, lo cierto es que los últimos días de Macri en el poder han tenido reorientaciones seguramente inesperadas hace sólo algunos meses.

La cúpula de poder hoy se presenta bajo el triángulo Macri, Dujovne y Lagarde. La dupla que acompaña al presidente es la de un Ministro que parecía irse de un Ministerio que no existía al iniciarse la gestión Cambiemos, y claro, la Directora Gerente del Fondo, Christine Lagarde.

Nico Dujovne

El futuro del ministro de Hacienda estaba sentenciado hace tan sólo un mes. Lo cierto es que ahora parece contar con la capacidad y el aval como para manejar los lineamientos generales del Banco Central, así como para ser el interlocutor del Gobierno con los actores más relevantes del escenario financiero global.

 

Lo cierto es que a su reparo inicial sobre designar un superministro que opere sobre la multiplicidad de variables que componen la economía argentina, Mauricio Macri designó tácitamente a Nicolás Dujovne como una figura clave de su volátil y acotado Gabinete.

Fue el ministro quien acompañó al presidente en sus reuniones con los potenciales inversores de Wall Street y fue, según lo trascendido, la herramienta utilizada para concretar la salida de Luis Caputo como presidente del Banco Central.

Christine

Numerosos analistas sostuvieron por estos días que el fracaso del país sería para Christine una mancha en su camino hacia el Banco Central de Europa.

Que su compromiso para con nuestro país ha sido audaz porque ella también se vería arrastrada por un fracaso del nuevo programa. Y claro que quiere estar y ganar las elecciones de octubre. No las nuestras claro, sino las del Banco Central que controla la economía de la Unión Europea.

Quizás sea por esto que la Directora Gerente del FMI logró que el presidente mantuviera a Dujovne en su cargo y lo dotara de las credenciales necesarias para consolidar las relaciones con su organismo financiero.

Cambiemos 2019

El nuevo acuerdo es recesivo, eso está claro. Ahora bien, ¿cómo se adaptan estas nuevas metas con el desafío de la gobernabilidad?, ¿cómo será viable no ejecutar un aumento en la base monetaria con (por poner un ejemplo) potenciales paritarias que ronden entre un 20% 0 30%? Lo cierto es que si bien se observan reflejos de resistencia expresados por fuera de las representaciones tradicionales, las presiones sociales han demostrado para el Gobierno mayor tenacidad que el frente político.Tras este nuevo acuerdo entonces cabe preguntarse: ¿Cómo reaccionará el clima social frente a una continuada y profundizada recesión económica?



Source link

Related Posts