¿Qué relación tiene el estrés laboral con el consumo de alcohol y drogas?


El estrés asociado a las tareas encomendadas, la falta de apoyo del equipo de trabajo -incluso cuando se trate sólo de una percepción individual- y el clima de relaciones que impera en el espacio donde se desempeña son, en el contexto laboral, los principales factores que pueden motivar a un empleado al consumo de drogas y alcohol, aseguró Pablo Jofré, psicólogo clínico de Nueva Clínica Cordillera.
A juicio del profesional, “estos factores suelen presentarse junto a situaciones más generales, tales como antecedentes en la familia de consumo problemático o trastorno de salud mental, baja autoestima, frágil capacidad de control de impulsos, registrar alguna vivencia traumática y atravesar por conflictos familiares”.
El consumo habitual de alcohol y drogas puede ser detectado por manifestación de diferentes síntomas, asegura Jofré. “Estos se tornan visibles en conductas inapropiadas o imprudentes, por parte del empleado; cambios repentinos de ánimo y aislamiento social. Además, pueden presentarse, -en estos casos- alteraciones de los hábitos alimentarios, desorden en los horarios de sueño, problemas de memoria, desorientación y, a un nivel emocional, irritabilidad y ansiedad”, indicó.
Accidentabilidad laboral
Según el último reporte de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), a junio del 2018, se han destinado más de 5 mil millones en el pago de indemnizaciones por accidentes laborales. Según la Asociación Chilena de Seguridad (ACHs) el 29,4% de los casos, da positivo a la ingesta de sustancias licitas o ilícitas.
A juicio de Patricio Labatut, gerente general de Global Partners, la cifra deja en evidencia la falta de preocupación en esta materia. “Quizás muchos se preguntan: ¿cómo es que una persona que está bajo las influencias de estas sustancias entra a trabajar? ¿Por qué lo dejaron manejar un autobús con pasajeros, una grúa horquilla o un camión minero? En Chile son muy pocas las empresas que previenen y controlan esta problemática que pone en riesgo la vida de sus trabajadores lo que explica en un alto porcentaje de indemnizaciones por accidentes laborales.
Para Labatut, cuya empresa se especializa en mantener lugares de trabajo seguro y saludable, “los números son claros. Necesitamos extremar las exigencias en cuanto a prevenir y controlar el consumo de alcohol y drogas, además de concientizar del peligro que implica que un trabajador realice cualquier tipo de función bajo los efectos de estas sustancias. Hay mecanismos para mantener los lugares de trabajo seguros, pero dependen de las empresas comenzar a actuar, lo que no solamente se traduce en empresas más seguras y saludables sino que también más productivas».



Source link

Related Posts