Comisión de Hacienda y Trabajo dan luz verde al proyecto de aumento al salario mínimo


Luego de que diputados de oposición y el Gobierno lograran por fin coincidir y firmar el protocolo de acuerdo para destrabar el aumento al salario mínimo, y tras el fracaso de la propuesta del Ejecutivo en las semanas anteriores. La Comisión unida de Hacienda y Trabajo de la Cámara de Diputados aprobó esta tarde el proyecto que reajusta el sueldo base de los chilenos.
«Con acuerdos se avanza y ganan los trabajadores», dijo el diputado RN Frank Sauerbaum a través de Twitter, aclarando que con 25 votos a favor y uno en contra la instancia dio el vamos a la propuesta final del Ejecutivo tanto en lo particular como lo general.
En la instancia, que contó con la presencia de los ministros de Hacienda, Felipe Larraín; del Trabajo, Nicolás Monckeberg y de la secretaría general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, se consiguió el respaldo tanto del oficialismo como de la oposición. En tanto, la única voz de rechazo fue de la diputada independiente Alejandra Sepúlveda.
Con esto, se aprobó el aumento inmediato al salario mínimo de $276.000 a $288.000 a partir del 1 de septiembre y el reajuste que alcanzaría los $301.000 en marzo de 2019.
“Lo que ha ocurrido hoy día, es que tenemos una muy buena expectativa de que sea aprobado un reajuste muy importante, el mejor en una década, para los trabajadores que ganan menos”, dijo Felipe Larraín, y agregó que “en una negociación, todas las partes tienen que mostrar flexibilidad y aquí ocurrió así. El gobierno ha mostrado flexibilidad junto con nuestros parlamentarios. También ha habido flexibilidad de parlamentarios de oposición que están acá, y por eso la plurianualidad queda en 24 meses”
Respecto a esto último, según consigna Radio Bíobio, el diputado Giorgio Jackson (RD) apunto sus críticas, el frenteamplista lamentó «la forma en que ha sido tratado el tema del salario mínimo». «No sé en qué tono habrá sido la negociación que se tuvo con los senadores de la Comisión de Hacienda como para compensar lo malo que fue la forma de la última semana y media», agregó, explicando que tiene «algunas dudas que me despiertan escepticismo sobre los resultados que pueda tener una propuesta y un protocolo de acuerdo».
Esto porque «hay contradicción entre lo dicho por el Ejecutivo para posicionar un veto presidencial que era que no quería que la discusión estuviera en una elección municipal y los hechos».
Jackson hizo énfasis en que con la actual propuesta «en vez de ganar tiempo de lejania con respecto a la elección municipal, lo que hace el Gobierno con su propuesta es acercar a la elección». Algo que «revierte radicalmente lo que habían argumentado para poner ese veto».
 



Source link

Related Posts