Pablo Pérez no estaría en condiciones de jugar ante River


En el partido de ida, fue la furia del clima la que hizo reprogramar la fecha para el día siguiente. En el de vuelta, fue la furia de unos pocos hinchas de River que lanzaron piedras y proyectiles contra el micro en el que viajaba Boca la que desembocó en la misma decisión.Luego de ese violento ataque que tiñó lo que debía ser un día festivo de vergüenza y escándalo, desde el equipo médico xeneize advierten que Pablo Pérez, uno de los jugadores más afectados por el episodio, no estaría en condiciones de jugar ante River.

El jugador fue atendido inmediatamente después de la avalancha de piedrazos; luego, fue derivado al Sanatorio Otamendi y, según coinciden varios medios, fue revisado nuevamente este domingo por un oftalmólogo en el hotel de Puerto Madero donde el plantel concentra.Desde el club de la Ribera notificaron que el ojo izquierdo de Pérez lagrimea constantemente, lo que hace que deba mantenerlo cerrado y que, para curarlo por completo, debe someterse a un tratamiento de al menos 6 días de duración.Alejandro Weremzuck, el oftalmólogo del Otamendi que lo atendió, se entrevistó con el diario Clarín y apuntó que el mediocampista padece de «una querotoconjuntivitis química, erosión corneal y erosión conjuntivital que son lesiones leves pero muy molestas» y que «requieren de un tratamiento además de tener el ojo tapado».Además, añadió que, tanto Pérez como Gonzalo Lamardo, «estarían en inferioridad de condiciones con el resto de quienes juegan el partido de fútbol porque les quita profundidad a la visión».En esta nota:



Source link

Related Posts

Add Comment