Liberaron a la mujer que ocultó bengalas en el cuerpo de su hijo en River


La mujer que fue filmada mientras escondía bengalas en el cuerpo de su hijo antes de ingresar al estadio de River en la fallida final de la Copa Libertadores, recibió una pena de 2 años y 8 meses en suspenso y fue excarcelada después de prestar declaración en la fiscalía.La noticia fue confirmada por su abogado defensor, Carlos Broitman, quien informó que negociaron un juicio abreviado. A su vez, la fiscal Adriana Bellavigna firmó un comunicado en el que detalla que la mujer se hizo cargo del hecho y se mostró «sumamente arrepentida» por lo sucedido.Como parte de la condena, la justicia le impuso a la imputada varias reglas de conducta que deberá cumplir durante dos años:Deberá fijar un domicilio y someterse al cuidado de un Patronato.
Iniciar un tratamiento psicológico. 
Abstenerse de concurrir con su hijo a eventos de espectáculos deportivos masivos.
Realizar 48 horas de tareas comunitarias, no remuneradas, a favor del Estado, en una entidad de bien público.
EL HECHO QUE GENERÓ INDIGNACIÓNEl sábado, alrededor de las 16, en inmediaciones del estadio Monumental, fue registrado en un video que se viralizó en las redes, en el que se podía observar cómo la mujer encintaba las bengalas en el cuerpo de su hijo de seis años.Al tomar conocimiento de las imágenes, la fiscal Adriana Bellavigna, titular de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas número 6, inició una investigación con intervención del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad (CIJ), perteneciente al Ministerio Público Fiscal.El CIJ logró reconocer a la mujer y al menor involucrado a través del uso de software de tratamiento de imágenes y de tareas de investigación en redes abiertas de datos y redes sociales.Lograron detectar el uso de un reloj en la persona que colocaba las bengalas al menor, objeto que se pudo observar en otra imagen en una red social asociada a los identificados.El abogado Broitman informó que «declararon varios testigos que probaron que eran cascos de bengalas sin poder de causar daño, esto fue algo armado y pedimos que se investigue».
El letrado también denunció «presiones» de la Policía de la Ciudad sobre testigos queriendo direccionar la investigación y reclamó «seguridad» para su defendida ya que «fue sometida a un linchamiento» cuando se viralizaron las imágenes.Broitman precisó que «son una familia de clase media a media baja, sin ningún tipo de antecedentes de este tipo. A ellos les gusta el fútbol y son fanáticos de River, pero no son ‘Los borrachos del tablón'» expresó en referencia al nombre de la barra brava de River.En esta nota:



Source link

Related Posts

Add Comment