translated from Spanish: Fuego cruzado en salario mínimo: Gobierno anuncia nuevo proyecto y la CUT le exige olvidarse de la plurianualidad

El Gobierno vivió un “martes negro” en el Congreso luego que la Cámara rechazara el veto presidencial y el reajuste al salario mínimo. Hasta ahora no hay modificación, pero desde La Moneda no descartaron presentar una nueva iniciativa y volver a negociar.
Y es que el Ejecutivo aseguró que no se quedará de brazos cruzados y buscará una nueva negociación con el Parlamento la próxima semana. Así lo confirmaron los ministros del Trabajo y la Segpres, Nicolás Monckeberg y Gonzalo Blumel, quienes lideraron el trabajo con los parlamentarios en ausencia de su par de Hacienda, Felipe Larraín, quien estuvo en Concepción en el Encuentro Regional de Empresas (Erade).
«Vamos a evaluar pero puedo asegurar que no vamos a dejar, en lo que a nosotros respecta, a los trabajadores más modestos de Chile sin reajuste», dijo el titular del Trabajo asegurando que «por supuesto que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que aquello ocurra».
Monckeberg además se refirió a lo que significa este tropiezo en el Congreso, pensando en que si el tema se discute la otra semana, agosto queda sin alza en el suelo base.
«Lamentablemente, a diferencia de lo que ocurre con el reajuste del sector público que lo paga el Estado, no existe la posibilidad de hacer un reajuste retroactivo respecto del salario mínimo. De tal manera que por eso nosotros levantamos una y otra vez lo importante que la Nueva Mayoría se diera cuenta de que hoy día lo único que correspondía, era aprobar el reajuste más alto de los últimos diez años», dijo el ministro.
El secretario de Estado finalmente pidió a la oposición que se «organice de aquí al fin de semana» y «se pongan de acuerdo», para así poder tramitar un nuevo proyecto a partir de septiembre.
Por su parte, el ministro Blumel se refirió a la insistencia del Gobierno por mantener la plurianualidad. «El salario mínimo lo pagan fundamentalmente las pymes y nosotros lo que estamos proponiendo es un mayor reajuste, pero también una mayor estabilidad y una trayectoria conocida para el reajuste del salario mínimo, de forma tal de que este mayor reajuste del salario mínimo sea absorbido con certidumbre y de mejor manera por las empresas que pagan el salario mínimo, esto no es un gasto fiscal», aclaró.
El emplazamiento de Piñera
El que también lamentó lo sucedido fue el propio Presidente Sebastián Piñera, quien puso el foco en la postura de la oposición. «El aumento en total era de 9% de reajuste, muy por encima de todos los que se dieron en el gobierno anterior, y que fueron votados favorablemente por los mismos que hoy lo rechazaron», manifestó el Mandatario.
Piñera hizo hincapié en que la oposición quiso hacerle un daño al Gobierno, sin embargo, «el daño que se hace es a los trabajadores, que ven cómo el reajuste se posterga por estas absurdas discusiones y conflictos que no están mirando al país, sino que pequeñas cobradas de cuenta».
Llamado de la CUT
La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, llamó al Gobierno a ingresar un nuevo proyecto que contenga los aspectos aprobados y despachados el lunes por el Congreso, vale decir el reajuste sin la fórmula de plurianualidad desde 2020 al que aspiraba el Ejecutivo.
«Quedó en evidencia que su interés nunca fue negociar de manera efectiva y real por los trabajadores y sus intereses, sino que más bien su objetivo principal era asegurar o garantizar que en un año de elección municipal no tuvieran que enfrentarse a un proceso de negociación», señaló la presidenta de la multisindical, añadiendo que «el Gobierno nunca consideró nuestras propuestas”.
La dirigenta aseguró que como CUT seguirán insistiendo en su objetivo principal: «asegurar que el salario mínimo le permita a un trabajador y su familia superar la pobreza». Sin embargo, «tras la ofensiva del Gobierno para imponer un reajuste salarial que sólo nos permitía volver a negociar el año 2021, solicitamos tanto a la Cámara de Diputados como al Senado, no aceptar esta trampa y respetar el derecho de los trabajadores a negociar sin que ello afectara la posibilidad de tener reajuste ahora. Pues aun cuando el monto no nos satisface, sabemos que no sería justo con los miles de trabajadores y trabajadoras perder este reajuste”, agregó.
Respecto a la insistencia del Gobierno en la plurianualidad del reajuste, el llamado de la CUT a la actual administración y al Parlamento es que «a la brevedad se ingrese un nuevo proyecto que resguarde lo que señalara lo aprobado por el Senado, es decir, un reajuste 300 mil pesos a marzo de 2019, y que luego de ello, se retome el proceso de negociación que año tras año nos ha convocado y que legítimamente recuperamos tras el retorno a la democracia”.

Original source in Spanish

Related Posts