¿Me puedo morir mirando un partido de fútbol?


Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, aseguró a Filo.News que en este tipo de encuentros sube considerablemente la tasa de infartos. «Aumenta un 30% las posibilidades de sufrir uno por ejemplo cuando el equipo rival domina el partido», explicó.Lo mismo sucede a la inversa, los resultados positivos -la alegría- disminuyen la tasa debido al fervor y la euforia colectiva que se observa en el momento de la victoria, que disminuye directamente el estrés.»Las emociones se generan en el cerebro y se sufren en el corazón. El superclásico es un episodio de estrés agudo», explicó Tartaglione. Las sensaciones que nos abundan al momento del partido son similares a las que nos produce el tener una discusión fuerte, un día de trabajo complicado o rendir un examen final.

Foto: Instagram

¿Cómo mirar un partido sin poner en riesgo el corazón?
A muchos apasionados les pasa que al ver un partido de su equipo presentan síntomas como aumento de las palpitaciones, sensación de ahogo o dificultad para respirar, dolor en el pecho. Es importante prestarle atención a estos signos. Esto no está relacionado al resultado final del partido, sino con las emociones que se viven a lo largo del partido.

Foto: Twitter

¿Cómo entender esta pasión?
El psicólogo Fernando Nieva declaró a Filo.News: «El fútbol es un fenómeno de identificación colectiva donde somos atravesados por nuestra historia. El equipo es papá, mamá, algún ser o situación significativa de la vida».»Vivir la vida en clave Boca-River nos evita pensar. Depositamos nuestro destino afuera, sin apropiarnos de nuestros actos de la vida cotidiana. Permite no pensar y no cuestionarse», continuó.
«Las cábalas tienen que ver con el afán de querer controlar lo incontrolable como es un partido de fútbol», explicó el especialista. 

«Ocupa un lugar importante en la vida de mucha gente al punto de tener características similares a los religioso -que es una respuesta ante las incertidumbres de la existencia- por eso se endiosa a los jugadores, a los directores técnicos», concluyó. 

Foto: Stockphotos

No quedan dudas de que cuando vemos al equipo de fútbol de nuestros amores en la tribuna o sentados frente al televisor, las emociones juegan un partido importantísimo, aunque el impacto será diferente en cada persona. Recomendaciones:
Tomarse un descanso fuera del televisor. Durante el entretiempo se puede caminar unos minutos para distraerse.
Evitar la clásica picada (snacks, fiambres) con elevados niveles de sales y minerales ya que puede elevar la presión arterial. Optar por picadas más saludables e incluir frutas y verduras.
Evitar las bebidas azucaradas y alcohólicas en abundancia debido a que pueden aumentar la presión arterial.
No mirar el partido solo, hacerlo acompañado de amigos y familia para estar en un ambiente más relajado.
Recordar tomar la medicación correspondiente, en caso de que haya sido recetado por el médico.
En esta nota:



Source link

Related Posts

Add Comment