Carmen Frei pidió condenar «todas las violaciones a los DD.HH. sin ambigüedad y sin contexto que las justifique»


La ex senadora y vicepresidenta de la DC, Carmen Frei, se refirió a la decisión judicial que estableció que la muerte de su padre, el ex presidente Eduardo Frei Montalva tuvo el carácter de homicidio y, por la que seis personas fueron condenadas por su participación en el magnicidio.
«La sentencia que el ministro Madrid ha dado a conocer al país, deja establecido que mi padre fue asesinado por la dictadura civico militar que encabezo Augusto Pinochet» dijo Carmen Frei.
La ex parlamentaria, además dijo que el crimen del ex Mandatario «es un hecho tan grave y el país debe asumirlo como parte de uno de los períodos más oscuros de nuestro pasado. En él se impuso una forma de pensar y actuar aberrante».
«Las violaciones de los DD.HH. fueron parte de una política de Estado destinado a imponer un proyecto de sociedad en base del uso del horror y el crimen. El magnicidio de mi padre es parte de esa dolorosa verdad» dijo Frei.
La hija del asesinado ex Mandatario dijo valorar la sentencia «por lo que significa en el avance de la verdad y la justicia» y recordó que cuando planteó por primera vez los antecedentes de los que disponía, el año 2000 en el Congreso, «sabíamos que se iniciaba un camino que no sería nada de fácil. Pese a rechazos y el férreo pacto de silencio del Ejercito, la justicia se ha impuesto».
«Reafirmo hoy mi compromiso con la causa de los DD.HH. y la búsqueda de verdad y justicia para todas las víctimas de la dictadura. Pienso en Ana González, Sola Sierra, Viviana Díaz, Lorena Pizarro. Ana Gonzálezy Sola Sierra murieron sin saber la verdad. En recuerdo de mi padre, pido también verdad y justicia para ellas» dijo Carmen Frei.
La ex senadora agradeció el trabajo de la justicia y lo personalizo en el juez que llevó la causa, Alejandro Madrid. Además, indicó que «el homicidio de mi padre nos enseña que debemos mirar de frente nuestra historia y sacar de ella las historias que nos permitan construir nuestra convivencia».
«No podemos mirar adelante sin tener presente el pasado. Si quieremos un país con una democracia solidamente anclada, debemos condenar todas las violaciones a los DD.HH. sin ambigüedad y sin apelar a ningún contexto que las justifique» dijo.



Source link

Related Posts

Add Comment