La historia detrás del haitiano que protagoniza el cortometraje “Muscle” de OpinaDocs


Amos Belony (Haití, 1988) se convirtió, por cosas de la vida, en el protagonista de «Muscle», el segundo cortometraje de la serie OpinaDocs,  que publica El Mostrador en su esfuerzo por hablar de temas de actualidad como los milennials, la migración o la comunidad LGTB.
Este haitiano fue el elegido por los directores Francisco Obrador y Flavio Morales para una obra que muestra la dura labor de un migrante en Lo Valledor.
Ese lugar es conocido como «la universidad» por muchos recién llegados de la isla, por ser allí donde ganan sus primeros pesos mientras entran en contacto con la lengua y la cultura de los chilenos.
¿Pero cómo llegó Belony a Chile hace tres años, y cuáles son sus expectativas?
Universitario y mormón
Belony nació en Jean Rabel, una comuna en el noroeste de Haití. Su padre es profesor de primaria y su madre, ya fallecida, se desempeñaba en labores agrícolas. Son 12 hermanos, aunque de distintas madres.
Cuenta que a los 18 años se mudó a Puerto Príncipe, la capital, con la idea de progresar en la vida. Pudo terminar el colegio y entrar a la universidad, donde cursó dos años de derecho.
Sin embargo, no terminó su carrera, debido a su compromiso con la comunidad mormona, de la cual es parte. De hecho fue «elder», es decir, tuvo una formación para luego estar dos años predicando su religión, entre 2013 y 2015.
Como parte de ello, estuvo en República Dominicana, donde también aprendió el español. Además viajó a Cuba, ya que en Haití fue guía de una misión médica del país socialista, y guía turístico. Le ayuda que también hable inglés y francés.
La religión ha sido básica en la formación de su personalidad. Belony es muy sociable y le gustan los desafíos. Eso le ayudó a acercarse a los directores de «Muscle» para ofrecerse como actor.
Chile, el «paraíso»
Su primer contacto con chilenos fueron los militares que estaban en Haití como parte de la misión de la ONU (2004 a 2017). Su venida a Chile tiene que ver con la idea de tener una mejor vida, que no creía poder alcanzar en la isla. Por eso se fijó en Sudamérica. «Siempre me gustó», comenta.
Aunque su ideal inicial era migrar hacia Argentina -de hecho desde pequeño es fan de Diego Maradona y la Albiceleste- hizo una comparación económica con Chile, y concluyó que nuestro país era «una mejor opción para cumplir mi sueño».
«Me creí la imagen de paraíso que me pintaron», comenta, en relación a las maravillas que hablaban muchos de sus compatriotas de nuestro país, aunque agrega que «para alguien que tiene metas, Chile es mejor para vivir».
Así, tras casarse en 2015, finalmente en marzo del año siguiente llegó a Chile, tras recibir una carta de invitación de un amigo que ya vivía aquí.
Diversos trabajos
En Santiago, Belony se instaló en la comuna de Recoleta, donde vive hasta hoy. Estuvo el primer mes en casa de su amigo -«compañero de clase de mi señora»- y luego su iglesia le ayudó a conseguir otro lugar. Además, un mes después, llegó su esposa, ya embarazada.
Trabajó primero en una empresa de climatización de un personero de su iglesia, donde logró un contrato que le permitió regularizar su situación, y luego en una obra de construcción.
Sin embargo, en la obra no le pagaban sus imposiciones, así que optó por un McDonald’s en la comuna de Las Condes. Allí estuvo un año y medio, mientras de manera simultánea trabajaba en Lo Valledor, donde conoció a los directores de «Muscle». A veces había días en que no dormía, pasaba de un empleo al otro.
«Mi vida está mejorando, porque antes trabajaba en comida rápida y no me alcanzaba el sueldo, por eso iba a Lo Valledor a cargar papas. En los buses me siento mejor», dice. «Me siento más alegre que triste».
Expectativas
Hoy, Belony trabaja en la empresa Express del Transantiago, como coordinador de ruta, en la plaza San Enrique de Las Condes. Vive con su esposa y su pequeño hijo en una habitación de una casa de Recoleta, donde conviven familias de Chile, Venezuela y otros países.
En el futuro, le gustaría licenciarse en Derecho o montar un negocio. También ha pensando en tener un campo con muchos animales, como lo conoció en su infancia.
«Quisiera ser abogado, porque el Derecho es mi pasión», comenta. «Quisiera retomar acá».
Porque, en sus palabras, Belony es un hombre de «metas», y le gusta cumplirlas. «Cuando decido hacer algo, lo hago con toda la voluntad». Como en «Muscle».



Source link

Related Posts

Add Comment