La médica amenazada por sus vecinos dejará el departamento en Belgrano



Florencia tiene 29 años, es médica y es residente en el Hospital Bernardo Houssay de Vicente López. Ella vivía con su novio Jonathan y las dos hijas de él, de 8 y 11 años. Cuando el presidente Alberto Fernández comunicó el inicio de la segunda cuarentena obligatoria en todo el país, ambos decidieron que lo mejor era distanciarse durante el lapso que durara el aislamiento. Ella en vez de volver a la casa de sus padres decidió alquilar, temporariamente, un departamento en el barrio de Belgrano. El martes se mudó y al día siguiente -tras un intenso día laboral- llegó al lugar y se encontró con una carta amenazante del consorcio. «Sr/a Inquilino, piso 3ª depto. 16. Ante el ALTO RIESGO CREADO por su actividad se ha comunicado a la autoridad correspondiente la situacion de riesgo generada al edificio y que, hasta tanto se tome otra medida, SE LA INTIMA A EVITAR EL TRÁNSITO Y PERMANENCIA EN ZONAS COMUNES así como tocar elementos tales como picaportes, barandas de escalera, acceder a la terraza y demás elementos que ATENTO A LA GRAVEDAD DE LA PANDEMIA PONGAN EN RIESGO A QUIENES HABITAN EL EDIFICIO», dice el primer párrafo de la carta. 

A Florencia la intimaron a irse del edificio -ubicado en la calle Amenábar al 1500- y lo cierto es que ese mismo departamento días atrás, entre el 16 y el 29 de marzo, había sido ocupado por un papá y su hija para hacer la cuarentena luego de llegar de España.Su caso se viralizó, fue repudiada en redes sociales y muchos se solidarizaron con su causa. Ella ante el miedo y la impotencia, decidió abandonar el establecimiento. Allí quedaron sus cosas que las irá a buscar su novio porque ella no quiere volver a ir. Lo vecinos en tanto fueron denunciados ante la Justicia por el delito de discriminación. La denuncia la presentó el abogado Vadim Mischanchuk ante la justicia penal y contravencional de la ciudad de Buenos Aires. Asimismo, la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires repudió «las actitudes intolerantes y discriminatorias hacia cualquier persona, pero especialmente hacia sus médicos representados» y remarcó que ya hicieron «una denuncia penal contra el consorcio del edificio para que se investigue el delito de discriminación».En esta nota:



Source link

Related Posts

Add Comment