Futbolista turco confesó haber ahogado a su hijo de cinco años quien estaba bajo sospecha de coronavirus


Según información del medio turco Hurriyet, el futbolista turco Cevher Toktas, quien milita en la liga de su país, fue detenido luego de confesar el asesinato de su hijo de 5 años, quien presentaba sospechas de un cuadro de coronavirus.
Toktas, según el medio , había llevado a su hijo al hospital el día 23 de abril, debido a que presentaba dificultades respiratorias. El menor de edad quedó internado en una cuarentena preventiva y el futbolista a cargo de su cuidado.
A las horas de la hospitalización, el deportista avisó que el menor presentaba dificultades para respirar, hecho que le provocó la muerte. El deceso fue atribuido a la enfermedad.
Diez días más tarde, el jugador se presentó ante la policía y dijo que «puse una almohada en la cabeza de mi hijo, que estaba acostado cabeza arriba. Resistió un tiempo. Cuando dejó de moverse, saqué la almohada. Luego llamé a los médicos para que no sospechasen nada».
«Me quedé con mi hijo como compañero. Tuve una crisis nerviosa dos horas después de que mi hijo fue hospitalizado», dijo el deportista.
Toktas además indicó que la razón del asesinato no fue el posible contagio con la enfermedad, sino que «nunca lo quise, desde su nacimiento. No sé por qué no lo quiero. La única razón de haberlo matado fue que no lo quise».
«No tengo ningún problema mental, no tengo ningún problema con mi esposa y otro hijo» dijo el futbolista, quien añadió que «digo que la verdad es que la muerte de mi hijo no fue el resultado de una negligencia. Maté a mi hijo ahogado», sostuvo el jugador.
El jugador, quien había compartido en redes sociales una imagen de la tumba de su hijo, con la frase «no confíes en el mundo», a los cuatro días de sus funerales, fue llevado ante la justicia y enviado a prisión, bajo la acusación de asesinato de un pariente cercano.



Source link

Related Posts

Add Comment