[FOTOS] La familia real británica despide en Windsor al duque de Edimburgo



La reina Isabel II, acompañada de los miembros más cercanos de la familia real británica, inició la despedida este sábado de su esposo, el duque de Edimburgo, fallecido el pasado día 9 a los 99 años, en la capilla de San Jorge, en Windsor, en un acto con apenas 30 invitados a causa de la pandemia.La ceremonia alberga a los familiares y allegados más próximos al príncipe Felipe, una lista seleccionada cuidadosamente por la reina, debido al actual contexto que obliga a mantener las restricciones en aras de la seguridad.El servicio, a cargo del deán de Windsor y del arzobispo de Canterbury, comenzó pasadas las 8 de la mañana con un acto de carácter militar, debido a la especial relación que siempre mantuvo el consorte de la monarca británica con la Royal Navy (Marina).En línea con los deseos expresos del duque, en el acto indican que no habrá sermón y el evento celebrará «la lealtad inquebrantable» del duque a la soberana así como su servicio a la nación y su «coraje», conforme indicó en un comunicado el palacio de Buckingham al divulgar el «orden del servicio».Esa nota anticipa cómo en la ceremonia se rendirá tributo a la «amabilidad, el humor y la humanidad» del príncipe así como a «las muchas maneras en las que su larga vida ha sido una bendición para todos».Luego, efectivos del Primer Batallón de la Guardia de Granaderos de la Compañía de la Reina desplazarán el féretro del duque -recubierto con su espada, su capa naval y un tributo floral- desde el templo privado familiar hasta un salón del castillo de Windsor, a las afueras de Londres.Más adelante, Guardias de la Caballería y Guardias a pie ocuparán sus posiciones en reconocimiento del cercano vínculo que les unía a él y, posteriormente, la Banda de la Guardia Granadera, de la que el príncipe fue coronel durante 42 años, liderará la procesión fúnebre en dirección a la capilla de San Jorge, seguidos de altos mandos del Ejército.Todos los detalles y actos previstos para hoy fueron concebidos por el propio duque en vida y suponen un reflejo de aquello que le apasionaba, como era la vida militar.



Source link

Related Posts

Add Comment